Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Tatuajes en el cuello, precauciones y diseños para no arrepentirte

7 febrero, 2018

Consejos y consideraciones si estás pensando en hacerte un tatuaje en el cuello

Cuando sea que busquemos información sobre las mejores zonas donde plantarse un tatuaje, pocas veces (o ninguna) nos veremos sorprendidos con la sugerencia de tatuarse el cuello. Como sabrás, hay miles de personas en el planeta que se han lanzado y han hecho suya esta opción. Pero hay diversos aspectos a considerar, como el diseño y la repercusión, antes de decidir sumarte tú también.

Rosa tatuada en el lateral del cuello. ©The Church Tattoo. Fuente: The Church Tattoo Facebook. Tatuajes en el cuello, precauciones y diseños para no arrepentirte
Rosa tatuada en el lateral del cuello. ©The Church Tattoo. Fuente: The Church Tattoo Facebook

Te puede interesar: Eyeball tattoo y tatuaje delineado de ojos: modificaciones corporales extremas

El arte está en el que tatúa, pero también en el que escoge

Primero de todo, aclarar que tatuarse el cuello tiene numerosas vertientes: tatuajes en la nuca, que son los más comunes y por lo general los más discretos (aunque no siempre, nótese la imagen al final de este párrafo), tatuajes a un lado del cuello y tatuajes en el frontal, justo bajo la barbilla. Normalmente estos dos últimos están diseñados para personas atrevidas con una trayectoria notable en el mundillo, gente que ya no le tiene miedo a llenarse de tinta y que sabe que su círculo social y laboral tomará la opción con buenos ojos.

Tatuaje en nuca y cráneo. ©The Church Tattoo. Fuente: The Church Tattoo Facebook. Tatuajes en el cuello, precauciones y diseños para no arrepentirte
Tatuaje en nuca y cráneo. ©The Church Tattoo. Fuente: The Church Tattoo Facebook

Te puede interesar: Arte en la piel: increíbles tatuajes de 8 grandes artistas

Soy mujer y quiero tatuarme el cuello

¡Adelante! Estamos hablando de arte, de una forma de expresión; mientras no haya mayores impedimentos no debemos coartarnos por ser mujeres u hombres. Los tatuajes en el cuello son unisex, como cualquier otro tipo de tatuaje. Tanto la colocación como el tamaño de la obra pueden favorecer tanto a un hombre como a una mujer, y solo dependerá del diseño final ajustarse a la naturaleza de la persona.

Tatuaje de ave en el lateral del cuello. ©Rizza Boo. Fuente: Rizza Boo Facebook. Tatuajes en el cuello, precauciones y diseños para no arrepentirte
Tatuaje de ave en el lateral del cuello. ©Rizza Boo. Fuente: Rizza Boo Facebook

Te puede interesar: Kat Von D, la emperatriz del tatuaje

Un consejo para ellos

De hecho, y aunque haya muchos más hombres que deciden tatuarse el cuello, son ellos los que deben pensarlo bien antes de dar el ‘sí’ a la idea. Y es que si eres hombre un tatuaje en la parte frontal o lateral del cuello será más peliagudo de soportar. ¿La razón? No, no es por la nuez… sino por la barba. A la hora de tatuarte, te afeitas y Santas Pascuas celestiales, pero durante el proceso de cicatrizado de la herida la barba seguirá creciendo sin pedir permiso a nadie. El resultado será un escozor bastante pronunciado, y la solución más fácil es mantener la zona bien ventilada e hidratada para que las complicaciones no se extiendan más allá de un buen picor.

Tatuaje en la parte frontal del cuello. ©Michael Taguet. Fuente: Tattoo Collections. Tatuajes en el cuello, precauciones y diseños para no arrepentirte
Tatuaje en la parte frontal del cuello. ©Michael Taguet. Fuente: Tattoo Collections

El dolor: ¿necesito una UVI Móvil esperándome en la puerta?

Vamos a ver: lo que suele asustar más a la gente a la hora de decidir tatuarse en una zona como el cuello es el dolor… pero si esperabas que con este artículo calmara tus tribulaciones, lamento decirte que no va a ser así.

¡Y no porque vaya a dolerte horrores! Sino porque el tema del dolor siempre depende más de la persona. Tanto de tu propia piel (más fina, más gruesa) como de tu sensibilidad. Lo único que puedo decirte, y que quizá sepas ya, es que la cercanía al hueso es directamente proporcional al grado de dolor que se siente. Pero claro, nadie puede asegurarte nada, porque cada ser humano es un mundo.

Mandala en la nuca. ©Otheser Tattoo. Fuente: Pictame. Tatuajes en el cuello, precauciones y diseños para no arrepentirte
Mandala en la nuca. ©Otheser Tattoo. Fuente: Pictame

Mi iluminadora conclusión final

Quieras tatuarte el cuello o estés aquí de paso, o incluso si ya lo tienes tan tatuado que vienes solo a ponerte los dientes largos, deberíamos recordar que el tatuaje es, ni más ni menos, que arte. Una forma muy particular de arte, eso es cierto, pero la más cercana y personal de la que podemos hacer uso. Si quieres expresar algo con un tatuaje en el cuello, hazlo. Y si es en otra zona, pues también. ¡Aprovechémonos de que los tabúes y prejuicios acerca del tatuaje se disipan más y más con cada día que pasa!

Y ahora, comparte este artículo en tus RRSS si te ha gustado, ya sabes… 😉 También puedes dar “like” y/o dejar tu comentario aquí abajo, siempre estoy encantada de saber qué opinas.

¡Nos leemos en el próximo post!