Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Henna, la magia fugaz de Oriente

13 octubre, 2017

La henna, aliada en el desierto

Diseño de un mehndi de henna árabe. Tattoo henna
Diseño de un mehndi de henna árabe. Tattoo henna

El que ahora es considerado uno de los mayores artes de la cultura oriental, la pintura corporal con henna, en su momento no fue más que un método para refrescarse en el desierto. También llamada alheña en ciertas zonas, se ha usado desde la Edad de Bronce para colorear papeles, uñas, piel y cabello, evolucionando a lo largo de los siglos hasta el método decorativo que conocemos ahora.

Quizá no debería haber dicho esto para empezar, ¿no? Le quita algo de encanto… pero es la verdad. Cuando las gentes de los desiertos de la India se dieron cuenta de que la pasta de hojas de henna proporcionaba frescor, metieron las manos y los pies en barreños llenos de esta mezcla para soportar las áridas jornadas.

La planta, denominada Lawsonia inermis en su versión botánica, tiene numerosas propiedades médicas, entre ellas bajar la temperatura del cuerpo humano.

Poco a poco se dieron cuenta de que la pasta de henna debía mantenerse a la vista para absorber el calor, solo así funcionaba. Las mujeres se untaban las palmas de las manos, pero terminaron cansándose y cayeron en la cuenta de que un punto grueso en el palmar tenía exactamente el mismo efecto, además de ser mucho más estético.

Los fines cambian, y las técnicas también

Preparación y aplicación de henna al modo tradicional. Tattoo henna
Preparación y aplicación de henna al modo tradicional

Pero notaron que el tinte se mantenía en la piel durante un tiempo, y los descuidados motivos que utilizaban afeaban la piel de quien se los pusiera. Así que decidieron darle formas para matar dos pájaros de un tiro: lo usarían como enfriador corporal y, al mismo tiempo, como un elemento cosmético decorativo. Con esa idea en mente cambiaron el método utilizado para crear la pasta. Dejando secar las hojas y moliéndolas hasta convertirlas en polvo, las mezclaban con agua y el resultado teñía tanto pelo como piel. La henna se oxida al contacto con el aire, por lo que obtiene ese tono rojizo, marrón claro o café (dependiendo de la zona donde se cultive) después de un tiempo de ser aplicada.

El propósito estético de la henna dio lugar a la utilización de un tipo de instrumento fino, hecho de madera en Marruecos y de plata o marfil en la India, que sirvió para aplicar la pasta con más facilidad y mejorar la precisión en los diseños (aunque originalmente se usaba para maquillar los ojos). Así, lentamente los modelos fueron haciéndose más y más intrincados, hasta llegar a los hermosos tatuajes temporales de hoy en día, conocidos como henna o mehndi.

Usos y propiedades médicas

Usos cosméticos

Como ya mencioné antes, la alheña tiene varios beneficios. Aparte de bajar la temperatura general del cuerpo, aplicada en la melena hidrata el cuero cabelludo, suaviza el pelo y lo vuelve más brillante, voluminoso y fácil de desenredar.

Como aporte extra, aseguran que mejora el aspecto de las uñas, aumentando su fortaleza.

Otros usos

La henna también es buena como antimicótico (ya que puede llegar a evitar la aparición de hongos cutáneos en determinadas circunstancias), y como astringente. Es buena para repeler ciertos insectos, y para conservar cueros y telas. También cabe destacar que sus flores han sido usadas desde los tiempos más antiguos para elaborar perfumes.

Un antes (arriba) y un después (abajo) de la aplicación de henna neutra en el cabello. Tintes naturales
Un antes (arriba) y un después (abajo) de la aplicación de henna neutra en el cabello

Aviso importante

Un último apunte a tener en cuenta: la henna negra como producto natural no existe. Por mucho que la vendan, no es más que henna alterada químicamente mediante un producto que le ofrece ese tono azabache (producto que, por cierto, ya ha sido prohibido en la mayoría de los países de la Unión Europea).

Pero el problema no se queda en el engaño, sino en los efectos nocivos que tiene para la salud. La AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) advierte de sus graves riesgos: picor, ampollas, cicatrices permanentes e incluso alergias graves, que a veces tardan semanas en manifestarse.

La única forma legal y sana de tatuarse en color negro es mediante un fruto llamado “huito“, cuya pasta se aplica haciendo uso de un pincel, y que desaparece a los pocos días.

Dejando eso de lado, la henna verdadera es utilizada tanto por mujeres como por hombres en cualquier momento del año, pero sobre todo para ocasiones especiales como bodas o ceremonias específicas. Es una forma de tatuaje temporal con un peso cultural enorme, y que además tiene una belleza misteriosa y exótica que atrae a prácticamente todos.

¡Ahora es tu turno! Dime: ¿te harías o te has hecho un tatuaje de henna alguna vez? Si es así, ¿por qué? ¿Te convenció, o no lo repetirías?

Y ya sabes… si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales por si hay alguien que pueda estar interesado en saber un poco más sobre el mundillo de la henna, dale me gusta y/o deja tu opinión en los comentarios.

¡Nos leemos en el próximo artículo! ♥

Te puede interesar: Rangoli, el alma de los suelos de la India