Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Mark Rothko, campos de color sembrados de recuerdos

10 octubre, 2019

La pintura abstracta de Mark Rothko

La evolución de la obra de Mark Rothko es una de las más radicales que podemos observar en el arte. Este pintor y grabador letón (Daugavpils, 1903), se crió entre ideas intelectuales inculcadas por su padre, y una fuerte educación religiosa e instrucción política que le diferenciaba de sus tres hermanos mayores.

Su obran cuenta con una influencia potentísima de los recuerdos de su infancia y los sentimientos que le atormentaban en esta, asolada por la constante tensión de una época en la que la comunidad judía intentaba revelarse contra los cosacos rusos.

Desnudo sin título, de Mark Rothko. 1938. Óleo sobre lienzo. Fuente: ArtsDot. Mark Rothko, campos de color sembrados de recuerdos
Desnudo sin título, de Mark Rothko. 1938. Óleo sobre lienzo. Fuente: ArtsDot

Lo bueno tarda en llegar

Como podemos ver arriba, sus inicios fueron más surrealistas que abstractos. Inició su carrera artística de forma algo tardía, al descubrir su interés por la pintura y el grabado: a los 20 años, 10 después de mudarse a Nueva York junto a su madre y sus hermanos para acompañar a su padre, quien vivía allí desde 1910.

La intención principal de Rothko era estudiar Derecho e Ingeniería, así que fue a Connecticut para asistir a la Universidad de Yale. Pero no tardó en abandonar la carrera y volver a mudarse a Nueva York, donde iniciaría definitivamente su travesía artística tras acompañar a un amigo a una clase de dibujo.

'Violeta, negro, naranja y amarillo sobre blanco y rojo', de Mark Rothko. 1949. Óleo sobre lienzo. Fuente: Pinterest. Mark Rothko, campos de color sembrados de recuerdos
‘Violeta, negro, naranja y amarillo sobre blanco y rojo’, de Mark Rothko. 1949. Óleo sobre lienzo. Fuente: Pinterest

Evolución natural

En 1925 inició sus estudios en el New School of Design y empezó a juntarse con artistas de todo tipo, novatos y de renombre, de un estilo y de otro. Pero sus mayores influencias, como queda bien claro en su obra, fueron de los autores expresionistas, surrealistas y del arte abstracto, movimiento que comenzaría a abrirse paso en el marco de su obra varios años más tarde.

Las pinturas al óleo y acrílico de Mark Rothko se caracterizaban por, en sus inicios, un fuerte surrealismo con fuertes rasgos figurativos, y más adelante una abstracción rotunda (que él mismo rechazaba por considerarla poco menos que alienante).

'Sin título (Amarillo y Azul)', de Mark Rothko. 1954. Óleo sobre lienzo. Fuente: WikiArt. Mark Rothko, campos de color sembrados de recuerdos
‘Sin título (Amarillo y Azul)’, de Mark Rothko. 1954. Óleo sobre lienzo. Fuente: WikiArt

Las fosas de la infancia

En sus pinturas más abstractas, ya tardías (alrededor de los 50), hacía uso del color de forma impactante y atrevida, con mucha luz y una textura característica que definía gran parte de su trabajo. Contrastes y sus conocidísimas formas rectangulares que repetía una y otra vez, en dimensiones diversas y con ligeras variaciones, pero que siguen siendo el sello inconfundible de su trabajo. Un símbolo místico, una historia profunda contada sin palabras. Algunos aseguran (entre ellos el propio artista) que esa constante “forma rectangular” puede deberse a una experiencia traumática que supuestamente sufrió de niño, en la que vio a los cosacos obligar a un grupo de judíos a cavar una fosa común. Según lo que el propio Rothko afirmó, la fosa era grande y cuadrada, y creía que de algún modo esa escena quedó encerrada en algún rincón de su mente y se materializó en su obra décadas más tarde.

'Tierra y Verde', de Mark Rothko. 1955. Óleo sobre lienzo. Fuente: ArtsDot. Mark Rothko, campos de color sembrados de recuerdos
‘Tierra y Verde’, de Mark Rothko. 1955. Óleo sobre lienzo. Fuente: ArtsDot

Mark Rothko se convirtió (y sigue siendo) en un icono del arte norteamericano, que cerró su ciclo como muchos otros artistas que terminaron atormentados por los fantasmas de su propia mente: una serie de cuadros en acrílicos oscuros precederían su suicidio en 1970, debido a causas que a día de hoy aún no terminan de estar claras.

¿Por qué no divulgas la historia y la obra de Mark Rothko dando “like”, compartiendo y/o comentando este artículo en tus RRSS? Ya sabes que siempre agradecemos lo que haces por el blog 😉

¡Nos leemos en el siguiente post!

Te puede interesar: El art nouveau en la pintura: características