Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Los retratos de Lita Cabellut. El origen no lo es todo

6 abril, 2018

La pintura fotorrealista de Lita Cabellut, una de las artistas más cotizadas de España

En este pequeño viaje entre retratos que parecemos estar haciendo, hoy vengo a presentarte una pintora de la que posiblemente no hayas oído hablar: Lita Cabellut no es tan conocida como a muchos nos gustaría, pero solo hace falta decir que ha llegado a ser considerada la artista femenina española más cotizada de la actualidad. Su pintura, que roza el fotorrealismo de un modo particular, te invita a adentrarte en un modo distinto de ver el arte.

Pintura número 03 de la serie 'Disturbance'. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: LitaCabellut. Los retratos de Lita Cabellut. El origen no lo es todo
Pintura número 03 de la serie ‘Disturbance’. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: LitaCabellut

Las raíces de su arte

Para conocerla brevemente: Cabellut nació en Sariñena, Huesca, en 1961. Es hija de un hombre que no conoció y de una prostituta gitana que la abandonó a los tres meses, dejándola con su abuela en Barcelona. Esta se hizo cargo de ella como pudo, y Lita pasó gran parte de su infancia mendigando junto a ella en las calles de la ciudad, hasta que la anciana falleció y la pequeña fue internada en un orfanato. Allí transcurrieron varios años hasta que, a los trece, fue adoptada por una adinerada familia catalana que la ayudó a desarrollarse.

Gracias a su nuevo entorno, el analfabetismo y la dislexia de Cabellut lograron ser tratados como debían, y en su adolescencia descubrió gracias a una visita al Museo del Prado su, hasta el momento, oculta vocación artística. De ese modo comenzó a interesarse por los artistas clásicos y modernos, realizó sus primeras exposiciones y se internó más y más en ese mundo, hasta el punto que, al mudarse a Holanda junto a su familia a las 19 años, logró ingresar en la Academia de Arte Gerrit Rietveld.

Los retratos como caras de una misma moneda

Pintura de la serie 'Dried Tear'. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: LitaCabellut. Los retratos de Lita Cabellut. El origen no lo es todo
Pintura de la serie ‘Dried Tear’. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: LitaCabellut

Los retratos (por lo general en gran formato) de Lita Cabellut se acercan mucho al fotorrealismo, y sus pinturas cargan claras influencias de artistas como Rembrandt, con el que empezó sus andaduras artísticas, Jackson Pollock o Tàpies. Las temáticas en las que se inspira son diversas y mayormente controvertidas u objeto de tabúes: la belleza efímera a la que el hombre se aferra, el envejecimiento inevitable y la decrepitud que le atormenta, la piel expuesta, la violencia, el dolor, la marginalidad y la discriminación, pero también conceptos positivos como la vida, la cultura, las tradiciones, la transgresión y la originalidad humana.

Aquellos que representa en sus retratos son personajes de toda índole. En sus propias palabras: “No me gusta inventarme personajes porque no me interesa inventarme una historia, me interesa compartir lo que veo”. Por tanto, sus modelos han sido siempre aquellos que ella admira, atesora en su memoria o simplemente no logra olvidar: vagabundos, mujeres maltratadas, colectivos discriminados y tribus urbanas; y por otro lado un abanico de gentes reconocidas como Frida Kahlo, Marie Curie, Federico García Lorca, Sigmund Freud, o creaciones ficticias como Don Quijote de la Mancha.

'Charlie Chaplin'. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: Pinterest. Los retratos de Lita Cabellut. El origen no lo es todo
‘Charlie Chaplin’. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: Pinterest

Su aclamada técnica

En cuanto a su técnica, quizá hayas observado algo más allá de sus trazos apasionados y su profusa utilización del color. Quizá que las luces y las sombras están muy bien trabajadas en todas sus obras, porque como ella misma dice “si no hay luz, no hay color para un pintor”; o que todos sus trabajos parecen cubiertos de un característico craquelado que se interpone entre el concepto del cuadro y la modernidad de los colores neón. El descaro se pierde un poco sin difuminarse por completo, pero sí lo suficiente como para reconocer los viejos aires de esos óleos sin restaurar, las grietas del aceite y el pigmento y los misterios plasmados sobre el lienzo. La antigüedad de lo clásico producido de forma artificial: Lita Cabellut “fuerza” ese craquelado del que hablamos, insinuando rasgos del fresco más tradicional mientras, a su vez, da cuerda a su obsesión por dotar de vida a sus personajes, por ofrecerles una piel donde alojarse y una mirada propia.

Pintura número 07 de la serie 'Testimony'. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: LitaCabellut. Los retratos de Lita Cabellut. El origen no lo es todo
Pintura número 07 de la serie ‘Testimony’. Óleo sobre lienzo. ©Lita Cabellut. Fuente: LitaCabellut

Otros datos sobre Lita Cabellut

Como apunte adicional, esta artista se caracteriza por sus aclamados óleos con los que ha expuesto alrededor de todo el mundo, y gracias a los que se ha labrado su buen nombre y el amplio reconocimiento del que goza (mayoritariamente fuera de España), pero además se desarrolla en otros campos como la escultura, la poesía y el dibujo a lápiz.

Como resulta natural su compromiso con las minorías desfavorecidas es especialmente fuerte, y colabora con diversas asociaciones entre las que se incluye Arnive, una fundación que se encarga de amparar a niños en situación de necesidad.

Si quieres saber más sobre Lita Cabellut, puedes visitar su página web oficial pulsando aquí.

Y ahora, te invito como siempre a que dejes tu opinión en comentarios, y/o si lo prefieres a que compartas y des “like” a este artículo en tus redes sociales, para que mucha más gente logre conocer la obra y la labor de esta artista tan poco reconocida en el país que la vio nacer.

¡Nos leemos en el siguiente post! 😉

Te puede interesar: Nadezda. Surrealismo gótico, belleza y soledad

Te puede interesar: La pintura al óleo de Jeremy Mann, el hogar de la luz y los reflejos

Te puede interesar: La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados

Te puede interesar: Pinturas por Rebecca Foster, más intimidad a través de los retratos