Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Los orígenes del Art Brut

28 octubre, 2017

<<Estoy convencido de que el arte es aquí más vivo y apasionante que en las manifestaciones del aburrido arte oficial catalogado. Aunque sea de vanguardia.>> Jean Dubuffet.

Dubuffet, y el Art Brut como vanguardismo

El término art brut (también llamado ‘arte marginal’ u outsider art en su versión anglosajona), fue creado en 1945 por Jean Phillipe Dubuffet, un pintor y escultor nacido en Normandía.

Su intención al acuñar la palabra fue referirse a la creación artística de mano de aquellos que no tenían una relación directa con el mundo del arte, aquellos autodidactas, ancianos, gente con limitaciones mentales, o simples inadaptados. Para él, todos cargamos un potencial artístico que la normativa actual anula por completo, por lo que estas capacidades creativas pueden verse fácilmente en los grupos que viven apartados de la sociedad, ya sea completa o parcialmente.

Dubuffet recopilaba sus trabajos de pintura y los exponía para el público, decidido a eliminar la estigmatización a la que se sometía a las “obras de enfermos mentales”.

Jean Phillipe Dubuffet. Italia. (1 de enero de 1960). Los orígenes del Art Brut.
Jean Phillipe Dubuffet. Italia. (1 de enero de 1960).

El arte de vanguardia y sus saboteadores

En el 48, con la idea de dar a conocer al mundo la perspectiva única de estos colectivos, Dubuffet funda junto a otros artistas como André Breton la Compañía de Art Brut, una colección de miles de obras (más de 5000) que exponen en el Museo de Artes Decorativas de la capital gala en 1967, y que terminan asentando en el Château de Beaulieu de Lausana nueve años más tarde.

Cabe destacar, por eso, que no era la primera vez que se exponían esta clase de creaciones. Desde 1900 fue una costumbre poco común, aunque dada, el organizar exhibiciones de ‘arte psicótico’. A partir de entonces se sucedieron eventos similares en varias ocasiones, en algunos de los cuales ciertos medios y régimenes políticos intentaron ridiculizar a determinadas corrientes y autores.

'L'accroche-coeur', técnica mixta sobre lienzo. Miguel de Sousa. Los orígenes del Art Brut.
‘L’accroche-coeur’, técnica mixta sobre lienzo. Miguel de Sousa.

En 1913 el arte moderno, Picasso o Matisse fueron algunos de sus objetivos. Y más adelante, cerca de 1937, los nacional-socialistas expusieron obras de artistas de renombre como Kandinsky junto a creaciones de enfermos psiquiátricos, con el único objetivo de ridiculizar a la vanguardia. El parecido entre el vanguardismo y el arte de los “locos” era evidente, y en esa época más que suficiente para poner en tela de juicio a artistas ya consolidados.

¿Arte de locos?

Pese al tabú que supuso desde siempre, Dubuffet y sus compañeros intentaron por todos los medios que el público no se centrara en las patologías mentales de los creadores. No tenía por qué ser llamado “arte de locos”, ya que ni hay un arte exclusivo de los locos, ni hay arte sin cierto grado de locura.

'Sin título', nº 247. Óleo sobre lienzo (1944), Fleury-Joseph Crépin. Los orígenes del Art Brut.
‘Sin título’, nº 247. Óleo sobre lienzo (1944), Fleury-Joseph Crépin.

Lo que su grupo buscaba resaltar era la capacidad imaginativa, sin límites ni fisuras, de aquellos excluidos de la sociedad por tal o cual motivo. La razón nunca importó tanto como el mundo interior que mostraban los artistas. Para Dubuffet, la belleza ideal de su época no era más que la antítesis de todo lo atractivo, no era lo adecuado sino lo más insípido. Aseguraba más sano prescindir del concepto absolutista de lo hermoso, y sustituirlo por lo <<apasionante, capaz de sacudir el espíritu>>.

Si te apetece, puedes compartir este artículo en tus redes sociales o indicarme que te ha gustado. También puedes dejar un comentario aquí abajo; siempre estoy encantada de saber qué opinas 😉

¡Nos leemos pronto! ♥