Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados

2 abril, 2018

Alan Coulson logra emocionarnos con su pintura al óleo. Su arte va más allá del realismo

Alan Coulson nació en Leeds, al oeste de Inglaterra, en 1977. Sus pinturas al óleo y dibujos a lápiz realistas representan el germen de la humanidad en cada uno de los modelos que retrata, sea cual sea su aspecto, logrando captar la esencia máxima de cada persona. Déjame hablarte brevemente de su arte:

'Richie Culver'. Óleo sobre lienzo. (2012). Obra ganadora del 3er Premio del BP Portrait Award de la National Portrait Gallery de Londres. ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson. La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados
‘Richie Culver’. Óleo sobre lienzo. (2012). Obra ganadora del 3er Premio del BP Portrait Award de la National Portrait Gallery de Londres. ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson

El realismo como jaula para capturar sensaciones

Las obras de Alan Coulson que más célebres se han hecho han sido trabajadas mediante óleo. A partir de paletas ricas y un gran dominio de la técnica, se ha aproximado al realismo sin dejar de lado el encanto de las pinceladas claras. Coulson no busca resultados impecables como los usuarios del hiperrealismo, sino capturar la belleza intrínseca de la piel de cada uno, la personalidad y naturaleza de un busto estático.

Retrato del padre de Alan Coulson. Óleo sobre lienzo. ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson. La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados
Retrato del padre de Alan Coulson. Óleo sobre lienzo. ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson

Aunque principalmente se apoya en el óleo sobre lienzo, es cierto que muchos de sus trabajos han sido realizados sobre papel, con grafito o acuarelas:

'Quietly Observed'. Grafito sobre papel. (2010) ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson. La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados
‘Quietly Observed’. Grafito sobre papel. (2010) ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson

La belleza nostálgica y perenne del no movimiento

Su dibujo y su pintura refleja la verdad del modelo que hay detrás (no solo modelo, sino persona). Es especialmente habilidoso para retratar el sentimiento en su mirada, y la expresión exacta que hace a cada uno ser quien es. ¿Cómo describir ese pellizco, que te secuestra el pensamiento y te tira de los nervios al descubrir un artista extraordinario? Es el hechizo de cuando este sabe captar lo que no se ve, pero que siempre está. La presencia singular de cada uno de nosotros con nuestras peculiaridades y rasgos significativos es lo que pone en tela de juicio al movimiento: cuando vemos pinturas que fácilmente transmiten la vibración de lo que muestran, hablándonos sin palabras y bailando con nosotros desde su quietud, ¿en qué posición quedan aquellas veces que despreciamos los momentos congelados?

'Latoya'. Óleo sobre lienzo. ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson. La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados
‘Latoya’. Óleo sobre lienzo. ©Alan Coulson. Fuente: Alan Coulson

Coulson ha sido contratado en diversas ocasiones por publicaciones como The New York Times Magazine, The Sunday Times Magazine, Club Wembley o Carlton Books. Si quieres ver más obras de este fantástico artista británico, pásate por su Instagram aquí.

Y también puedes compartir, dar “me gusta” o dejar tu comentario en este artículo para que sepa que te ha interesado, y más gente pueda acceder a él. ¡Espero que hayas disfrutado de la lectura!

¡Nos vemos en el siguiente post! 😉

Te puede interesar: El hiperrealismo de Ran Ortner. La poesía del mar

Te puede interesar: Los bodegones a lápiz de Arlene Steinberg

Te puede interesar: Bruno Walpoth: maestro del tallado en madera

Te puede interesar: Los retratos de Lita Cabellut. El origen no lo es todo

Te puede interesar: La pintura hiperrealista de Mary Pratt, bodegones de otro mundo

Te puede interesar: Pinturas por Rebecca Foster, más intimidad a través de los retratos