Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

François Martin-Kavel y sus damas de la belleza exótica

27 junio, 2019

Retrato de la existencia idílica, por François Martin-Kavel

François Martin-Kavel, el pintor de diosas, el pintor del que poca gente habla. Quizá porque pasó desapercibido sin hacerlo realmente (muchos aprecian su obra), o por alguna razón desconocida, pero la cantidad de pinturas suyas que se pueden encontrar por internet es inversamente proporcional a la información que hay sobre el autor. De lo primero, mucho, de lo segundo bien poco.

¿Te apetece echar un vistazo a su arte? Hablemos un ratito de François Martin-Kavel.

'Bailarina'. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest. François Martin-Kavel y sus damas de la belleza exótica
‘Bailarina’. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest

Tendencia natural

Nacido en 1846, tomó sus bases de los firmes principios de los maestros, por lo que su obra tiene un marcado acento clásico y ciertos rasgos que la hacen igualmente similar a la de sus contemporáneos. Pero Martin-Kavel supo escarbar su propio camino dando una vuelta de tuerca muy interesante a sus temáticas: la tendencia de este pintor francés era la semi-desnudez y el exotismo, recursos innegablemente atractivos que algunos odiaban y otros amaban, que muchos usaban y otros evitaban, pero que bien implementados, como él mismo demostró, daban un buen resultado.

Sus pinturas orbitaban alrededor una serie de temas cuidadosamente escogidos: naturalezas muertas, paisajes y, por encima de todo, escenas de género, entre las que predominaban los retratos de mujeres en una rica serie de posiciones, atuendos y emplazamientos.

'Joven dama en el diván'. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest. François Martin-Kavel y sus damas de la belleza exótica
‘Joven dama en el diván’. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest

Las ninfas de Kavel

Los colores pastel y los ocres eran sus favoritos. Por lo general sus retratos, que fueron los que le hicieron verdaderamente reconocido, llamaban la atención por los fondos simples y el detalle enfocado en la propia figura de la mujer. Las rodeaba de telas lisas que ensalzaban el color de sus ropajes, de naturaleza (que la mayoría de las veces casi parecía ser un cuadro incluido dentro del propio cuadro, al que la modelo daba la espalda), o del mobiliario justo para ofrecer contexto sin eclipsar el protagonismo de la dama.

Además, si echamos un vistazo a alguna galería de sus obras encontraremos pompa y brillo, lujo, elegancia y un aire de felicidad común (que viene intrínseco en el hecho de estar rodeada de cosas bonitas y ser la modelo escogida de un renombrado pintor); pero de vez en cuando, casi fuera de lugar, vemos un destello de realidad que se cuela en el Olimpo creado por Kavel. Como en el siguiente cuadro, “Joven violinista”, podemos ver a la misma y misteriosa muchacha, que parecía ser la favorita de Kavel a la hora de retratar esa esfera menos próspera de la sociedad.

''Joven violinista'. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest. François Martin-Kavel y sus damas de la belleza exótica
”Joven violinista’. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest

Donde esté todo lo bello

La expresión desangelada, lo simple de su ropa, el fondo sucio y oscuro y ese pequeño violín al que se aferra como si fuera lo único preciado que conserva en este mundo; es todo lo contrario a sus demás representaciones. Pero quizá nos deja ver, lo hiciera el autor o no con ese objetivo, que por pintar la opulencia no era lo único que veía, sino que vivía con los pies en la tierra y podía encontrar belleza en toda clase de sitios.

François Martin-Kavel era regular en el Salon des Artistes Français, donde solía exponer, y durante su carrera fue apreciado allí hasta el punto en que se le otorgó una medalla por su trabajo en 1881, 28 años antes de morir.

'Rosa de verano'. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest. François Martin-Kavel y sus damas de la belleza exótica
‘Rosa de verano’. Óleo sobre lienzo. François Martin-Kavel. Fuente: Pinterest

¿Y por qué no das a conocer aún más su obra compartiendo, dando “like” y/o comentando a este artículo en tus redes sociales? Ya sabes que siempre agradezco tu pequeña-gran aportación 😉

¡Nos leemos en el siguiente post!

Te puede interesar: Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel

Te puede interesar: Eva Gonzalès. Un suspiro impresionista