Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

El lado gris del arte, la pintura figurativa de John Brack

24 enero, 2018

Un pop art de lo más monótono

John Brack, miembro del grupo de Las Antípodas, nació en 1920 en Melbourne, Australia, y falleció en 1999 en la misma ciudad que lo vio crecer. Su primera intención era dedicarse a la poesía, pero el arte de la pintura le llegó gracias al gran Van Gogh, y ya no logró zafarse de él. Así inició unas andanzas bastante particulares, con un estilo inmensamente reconocible de arte figurativo: una mezcla entre el pop art y el expresionismo más puro, con rasgos de viñeta y paletas planas y expresivas.

Autorretrato (1955). Óleo sobre lienzo. John Brack. El lado gris del arte, la pintura figurativa de John Brack
Autorretrato (1955). Óleo sobre lienzo. John Brack

Te puede interesar: Pop art: ¿arte conceptual en estado puro?

La frustración del día a día

Brack estudió arte en la National Gallery School de su ciudad, pero la mayor parte de su carrera la desarrolló como artista autodidacta. Pese a que no se conformaba con poco, sus obras alcanzaron rápidamente una estética definida, similar al cómic a veces, con la que “denunciaba” el sopor de los días más comunes, y lo monótono de la vida.

'Collins St., 5PM' (1955). Óleo sobre lienzo. John Brack. El lado gris del arte, la pintura figurativa de John Brack
‘Collins St., 5PM’ (1955). Óleo sobre lienzo. John Brack

Te puede interesar: Nuevo dibujo del maestro del postimpresionismo Vincent Van Gogh

Siempre repudiando con fuerza el expresionismo abstracto, sus cuadros comenzaron a ganar popularidad en los años 50, ilustrando la vida cotidiana de su Melbourne natal y la cultura australiana. Pero algo había en su forma de presentar los rostros, en los colores simples y opacos, y en la disposición (e intención) de cada uno de los elementos de sus óleos, que contaba su interés por hacer ver la infinita rueda de la sociedad moderna.

'La conferencia' (1956). Óleo sobre lienzo. John Brack. El lado gris del arte, la pintura figurativa de John Brack
‘La conferencia’ (1956). Óleo sobre lienzo. John Brack

Crítica y costumbre

Sus cuadros abrazan una gran cantidad de temas: desde desnudos, pasando por retratos, escenas urbanas con sus tonos grises y deslucidos, escenas de guerra, y obras comisionadas para clientes específicos. Sea como sea, la crítica siempre está presente, una risa silenciosa hacia la actualidad y cómo nos transforma, lentamente, en máquinas automáticas y sin conciencia. Una broma al consumismo y al sinsentido que tiene, a veces, la vida.

'Ropa de hombre' (1953). Óleo sobre lienzo. John Brack. El lado gris del arte, la pintura figurativa de John Brack
‘Ropa de hombre’ (1953). Óleo sobre lienzo. John Brack

Por otro lado, cuando pintaba a un modelo su espectro tampoco se estrechaba: bailarinas clásicas, hombres de negocios, novios, desnudos… en el caso de Brack, los desnudos se presentaban de una forma altamente alejada del espectador, sin ninguna clase de connotación erótica. Como si no fueran más que perchas, sus modelos presentaban un aspecto impersonal de la realidad humana, algo que estaba ahí sin más, y cuya belleza radicaba en algo mucho más lejano que el mero disfrute visual o la excitación de los sentidos.

“Cuando pinto una mujer no estoy interesado en su aspecto mientras está sentada en el estudio, sino en su aspecto en cualquier momento, con cualquier luz, cómo se veía antes y cómo se verá en el futuro, en sus pensamientos, esperanzas, creencias y sueños.”

'Desnudo con dos sillas' (1957). Óleo sobre lienzo. John Brack. El lado gris del arte, la pintura figurativa de John Brack
‘Desnudo con dos sillas’ (1957). Óleo sobre lienzo. John Brack

¿Estás de acuerdo con el punto de vista de John Brack, o lo ves demasiado crudo? ¿Te ha interesado su técnica pictórica? No te cortes y deja tu opinión en los comentarios, y te recuerdo que también puedes compartir y dar “like” a este artículo en tus redes sociales, para que llegue a mucha más gente.

¡Nos leemos en el siguiente post!