Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

El hiperrealismo de Ran Ortner. La poesía del mar

3 junio, 2018

Ran Ortner y sus óleos hiperrealistas. El océano jamás fue tan admirado

Ran Ortner define la naturaleza del mar, lo que es para él la inmensidad azul, con estas palabras: El mar refleja el ritmo de mi cuerpo, el latir de mi corazón, mi respiración que entra y sale. Como un metrónomo, las olas marcan el presente. (…) Nada es más sinfónico, más efervescente, más delicadamente completo que el océano infinito.”

Enamorado del mar

Este artista estadounidense de 59 años nació en San Francisco, Estados Unidos, y fue criado en la Alaska rural. Lejos de lo que pueda parecerte, su mayor sueño siempre fue ser corredor de motociclismo, aspiración que cumplió prontamente. Pero un accidente inesperado le imposibilitó seguir trabajando en el mundo de las motocicletas, por lo que decidió sumergirse en la pintura. Pese a todo, las motos se han convertido en su mayor hobby junto con el surf, y sigue practicando ambas disciplinas en sus ratos libres.

'Element no. 1'. Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest. El hiperrealismo de Ran Ortner. La poesía del mar
‘Element no. 1’. Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest

Si te paras a pensarlo, un surfista es alguien que siente una predilección casi salvaje por el mar. Como un instinto, lo guía a lanzarse sobre las olas y empaparse de espuma y del rugir de la marejada, intentando dominar los azotes de la madre naturaleza. Y quizá ese amor de Ortner por el surf fue lo que le dio la inspiración para pintar aquello que tan bien conocía, el océano.

Para alcanzar la excelencia

Su realismo podría considerarse extremo, hiperrealismo en el más puro sentido de la palabra, ya que la cercanía de los planos que pinta hacen todavía más difícil reproducir los reflejos y transparencias del mar.

'Deep Water no. 1' (Detalle). Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest. El hiperrealismo de Ran Ortner. La poesía del mar
‘Deep Water no. 1’ (Detalle). Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest

Pero para lograrlo, se vale de materiales parcialmente caseros. Casi todos sus colores los mezcla personalmente en su estudio de Brooklyn, donde trabaja, haciendo uso de los tintes, óxidos y aceites necesarios para lograrlos. Por ejemplo, su blanco grisáceo (antiguo albayalde), que según dice es más traslúcido, y por tanto le permite captar de forma más fiel la tonalidad del mar.

'Element no. 33'. Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest. El hiperrealismo de Ran Ortner. La poesía del mar
‘Element no. 33’. Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest

“Donde limpio mis heridas”

Lo que interesa a Ortner, según sus propias palabras, es que el espectador vea cómo el océano resuena, que esté inmerso en el presente. Por eso no hay horizontes, dice, en sus obras, porque intenta separarlas de la tradición de pintura de marinas que ha existido hasta la fecha.

Ran Ortner ha ganado diversos galardones a lo largo de su carrera artística, y algunos de sus trabajos han sido seleccionados por publicaciones de la talla de The New York Times, así como por ferias y centros de arte.

'Deep Water no. 2', durante una de las exposiciones del autor. Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest. El hiperrealismo de Ran Ortner. La poesía del mar
‘Deep Water no. 2’, durante una de las exposiciones del autor. Óleo sobre lienzo. ©Ran Ortner. Fuente: Pinterest

Él mismo confiesa que, cuando le llegó la idea de pintar únicamente océanos, la rechazó en su fuero interno. Se moría por hacerlo, pero imaginaba a los críticos diciéndole que se volviese a su casa. Pero gracias a que no hizo caso a su voz interior de autoboicot, ahora el mundo puede disfrutar de su amplia obra. Cada pintura, aunque pueda parecer igual, es muy diferente a la anterior. Las gamas de colores oscilan y danzan como las olas lo hacen sobre la superficie del mar, encabritándose en tonos profundos o quietos y apacibles como una balsa de aceite. Por lo general usa entre dos a cuatro lienzos para cada pieza, que une para construir un pedazo de libertad en el ambiente aséptico de las galerías.

Si quieres conocer más sobre su vida, su obra, leer alguna de las entrevistas que le han hecho y ver su portfolio, puedes visitar su página web oficial entrando aquí. No temas, ni él ni sus océanos van a tragarte… y si lo hacen te devolverán sano, salvo y maravillado. Te lo prometo.

Comparte este artículo en tus RRSS, regálale un “me gusta” para seguir esparciendo la indescriptible obra de Ran Ortner, y deja tu comentario si te apetece. Me encantaría saber qué opinas de este artista. ¿Y tienes alguna petición para los próximos artículos? Házmela saber 😉

¡Nos leemos pronto!

Te puede interesar: Los bodegones a lápiz de Arlene Steinberg

Te puede interesar: La pintura de Alan Coulson, humanidad y realismo retratados