Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo

25 abril, 2018

El art nouveau del pintor polaco Edward Okuń

Aunque quedó huérfano más pronto de lo debido, a Edward Okuń no le faltaron medios para formarse. Nacido en Polonia en 1872, el pintor heredó una fortuna tras la muerte de sus padres, ambos nobles, y como por aquel entonces aún no era más que un niño, utilizó parte del dinero para formarse en su rama deseada: pintura y dibujo.

'Autorretrato', Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1913). Fuente: Wikimedia Commons. Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo
‘Autorretrato’, Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1913). Fuente: Wikimedia Commons.

Ambición de conocimiento

Vivía con sus abuelos maternos, los encargados de cuidarle tras la pérdida de sus padres, y desde muy pequeño tomó clases con grandes pintores que le transmitieron sus técnicas y sabiduría. En 1891, con 19 años, ingresó en la Escuela de Dibujo de Varsovia, y tras eso dio clases en la Academia de Bellas Artes de Jan Matejko, Krakovia; en Múnich, en París y en Nagybánya, Rumanía.

Sus viajes por el mundo no terminaron ahí. Obviamente decidido a hacerse un “Phileas Fogg”, Okuń siguió viajando y viajando. Se recorrió media Italia, viviendo una temporada en Roma y visitando ciudades como Padua, Capri, Venecia, Sorrento y Florencia, entre otras. Sus inquietudes artísticas parecían no tener fin, pero resulta obvio que de todos los lugares que visitó la capital italiana fue la que robó definitivamente su corazón. 20 años pasó allí, completamente extasiado por la viveza de la ciudad y los abundantes estímulos artísticos que la formaban.

'Judas', Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1901). Fuente: Pinterest. Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo
‘Judas’, Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1901). Fuente: Pinterest

Corriente clásica con toques personales

Durante todo este tiempo, su principal interés pictórico fue el estilo art nouveau. De él tomó prácticamente todos sus rasgos más significativos: los colores alegres en contraste con la presencia melancólica de los personajes, la aparición de elementos naturales como flores y paisajes, los largos y ornamentados vestidos y las damas estilizadas y de mirada lánguida, para quienes su esposa solía servir de modelo.

'Música Sacra', Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1915). Fuente: Pinterest. Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo
‘Música Sacra’, Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1915). Fuente: Pinterest

Cierto es que, en muchas ocasiones, pasaba algo por alto la estética más pura del movimiento para dirigirse a temáticas de aire más medieval. Cargaba sus pinturas con temáticas de cuento y detalles de fantasía, y podía incluso ignorar la utilización del color y se centraba en los blancos, negros y sepias, rozando un estilo similar (salvando las distancias) al del joven Aubrey Beardsley.

Su arte se aproximaba también al simbolismo, alegando algunas veces a temas como la guerra (The War and Us, 1917-1923) o la religión (Judas, 1901), y otras a aspectos más cotidianos como una vista desde un ventanal (Window View, 1905) o a escenarios oníricos como un paisaje fantástico plagado de mariposas (Night Butterflies, 1920).

'The War and Us' (La Guerra y nosotros), Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1917-1923). Fuente: Pinterest. Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo
‘The War and Us’ (La Guerra y nosotros), Edward Okuń. Óleo sobre lienzo. (1917-1923). Fuente: Pinterest

El final de una vida y el final de una guerra

Además de a sus pinturas, Edward Okuń también se dedicaba a realizar encargos para carteles publicitarios, postales y portadas de revistas, como muchos artistas art nouveau hicieron antes que él.

Ya bien entrado el siglo XX pasó gran parte de la Segunda Guerra Mundial en Varsovia, donde había comenzado todo su recorrido, y más tarde se mudó a Skierniewice. Allí terminaría falleciendo en enero de 1945, el mismo año en que la guerra tocó a su fin. Podemos decir que la vio nacer, la sufrió entera y murió con ella.

¿Te ha resultado de ayuda o interés este artículo? Si es así, te recuerdo que puedes compartirlo en tus redes sociales, y darle un “like” para que la vida y obra de Edward Okuń se esparza. ¡O deja tu opinión en los comentarios! Siempre me encanta leerte 🙂

¡Nos vemos en próximos posts!

Te puede interesar: Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel

Te puede interesar: El art nouveau en la pintura: características

Te puede interesar: Principales representantes del modernismo o art nouveau