Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

El art nouveau en la pintura: características

2 noviembre, 2017

Antes de nada: ¿qué es y dónde surgió el modernismo?

El art nouveau, también llamado modernismo o sezession (esta última en Austria) fue una corriente de renovación artística surgida entre finales del siglo XIX y principios del XX, en el periodo bautizado como belle époque. Pero no lo confundamos: la palabra modernismo no tiene nada que ver con la definición de lo actual o lo reciente, no es “moderno”; sino un estilo muy particular de características marcadas y una fuerte personalidad.

Boca del metro de París, un ejemplo de diseño art nouveau en el urbanismo. Características del Art Nouveau en la pintura
Boca del metro de París, un ejemplo de diseño art nouveau en el urbanismo.

Te puede interesar: La ilustración de Aubrey Beardsley, art nouveau en blanco y negro

¿Abarcó solo la pintura?

¡No! Sus largos tentáculos se alzaron sobre todos los aspectos del día a día, desde el mobiliario de las casas hasta el urbano (igual te hacían una cómoda que un retrete bien joli), pasando por la arquitectura, la escultura y, cómo no, el arte pictórico.

El modernismo en la pintura y la ilustración no era muy distinto al presentado en la arquitectura o el diseño de interiores, pero tenía ese toque que solo se puede conseguir con un lápiz y una considerable predilección por la naturaleza y el cabello ensortijado. Sus máximos representantes, que seguro te sonarán, son entre muchos otros Alfons María Mucha, pintor y decorador checo, y el austríaco Gustav Klimt.

Cartel promocional, de temática zodiacal, para el 'Salón des Cent' de París (1896). Alfons Mucha. Características del Art Nouveau en la pintura
Cartel promocional, de temática zodiacal, para el ‘Salón des Cent’ de París (1896). Alfons Mucha.

Te puede interesar: El arte de Rosario Weiss, ahijada de Goya, en la Biblioteca Nacional

Y sí, estamos aquí para saber de qué iba este arte tan aplaudido. Así que si tuviera que definir la ilustración del art nouveau en algunos puntos, quizá me quedaría con los siguientes:

Características fundamentales del art nouveau

-Aprecio por lo natural, lo orgánico, con aspecto de vida y movimiento: al igual que ocurría con la arquitectura, la pintura modernista amaba la figura de la mujer, las largas cabelleras de mechones sinuosos y la abundancia de flores, ramas y follaje. También sacaba provecho a los pliegues de las túnicas y los vestidos de las jóvenes.

-Diseños exóticos, generalmente orientales, o en su defecto provenientes de la imaginación del artista. Se inspiraban en pueblos y culturas lejanas o las inventaban a su antojo, creando escenas de ensueño.

'Mujer con abanico', óleo sobre lienzo (1918). Gustav Klimt. Características del Art Nouveau en la pintura
‘Mujer con abanico’, óleo sobre lienzo (1918). Gustav Klimt.

Te puede interesar: Edmund Dulac y sus ilustraciones de cuento

Te puede interesar: Pintura del prerrafaelismo, la más brillante sociedad secreta. Parte 1

'Tres novias', tiza sobre papel (1893). Jan Toorop. Características del Art Nouveau en la pintura
‘Tres novias’, tiza sobre papel (1893). Jan Toorop.

Te puede interesar: Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo

-Se dejan atrás las temáticas vulgares, del día a día, y se pasa a intentar conseguir el núcleo más puro de la feminidad y la fantasía, con ornamentos llamativos por toda la pieza y una refinada utilización de las posiciones corporales.

-Hablando de posiciones: un detalle que se explotaba mucho, también, fue el erotismo. En numerosas ocasiones la figura de la mujer aparecía en actitud distendida, desnuda en parte o por completo, y su postura alcanzaba lo sensual sin resultar escandaloso.

Cartel promocional para el 'Salon des Cent' (1896). Alfons Mucha. Características del Art Nouveau en la pintura
Cartel promocional para el ‘Salon des Cent’ (1896). Alfons Mucha.

Te puede interesar: El Art Decó en la pintura, la más sibarita de las corrientes artísticas

-Utilización de todo el espacio posible sobre el lienzo o la lámina (generalmente alargada), muchas veces llegando a evitar dejar huecos libres entre un objeto y otro. Casi un ejemplo de miedo al vacío en las obras.

-Y finalmente, pero no menos importante: líneas negras que delimitaban con claridad cada uno de los tonos. Asimismo la abundancia del color y, en ocasiones, del lujo y la opulencia, era visto con frecuencia; sobre todo en telas, joyas y tocados.

'Moulin Rouge: La Goulue', litografía en cuatro colores (1891). Henri de Toulouse-Lautrec. Características del Art Nouveau en la pintura
‘Moulin Rouge: La Goulue’, litografía en cuatro colores (1891). Henri de Toulouse-Lautrec.

¿Conocías el rimbombante y poético art nouveau? ¿Te interesa, o no te gusta demasiado? ¡Me encantaría que dejaras tu opinión abajo, en la sección de comentarios! También sería genial que compartieras este artículo en las redes sociales, y que me regalases un “me gusta” bien grande… 😉

¡Nos leemos en el próximo artículo! ♥