Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Palomo Spain, yo lo diseño y yo me lo pongo

13 octubre, 2017

Un vistazo a la nueva moda

A izquierda y derecha, dos modelos vestidos de Palomo Spain en su desfile en Nueva York (2017). En el centro, el diseñador.
A izquierda y derecha, dos modelos vestidos de Palomo Spain en su desfile en Nueva York (2017). En el centro, el diseñador.

Primero de todo, quiero dejar claro que yo no sé de moda, o al menos no desde el punto de vista profesional. Yo miro las pasarelas con ojo de pintora y de poeta, tomando en cuenta aspectos que poco tienen que ver con la competitividad, la técnica o la industria. Por eso, abordaré el artículo de hoy desde una perspectiva algo más simple, sin meterme en lo que no sé. Tocaré el lado más conceptual del mundo fashion, como siempre a mi manera.

Con esto dicho, ¡empecemos!

Aquellos pioneros que han hecho lo que les ha dado la gana siempre han seguido dos posibles caminos: éxito, o rechazo y después éxito. Para el diseñador del que hablaremos hoy, las cosas fueron bien.

Palomo Spain cose fantasías. Nacido en Córdoba durante el 92 bajo el nombre de Alejando Gómez Palomo, ya ha conquistado a medio mundo con su forma directa de luchar por lo que cree, convirtiéndose en el boom de la ‘moda 2017’.

Desde que su amor por el diseño despertó decidió crear aquello que él se pondría, que sus amigos se ponen, aquello que siempre había deseado. Y sus diseños no son sencillos, pero disponen de esa pincelada atrevida, flamenca, casi romántica, del que hace lo que hace porque lo hace, no para llenar portadas.

La moda de cualquier índole, época o diseñador no es grotesca por mucho que exagere, pero no mintamos: todos hemos observado con horror alguna pieza.

Te puede interesar: Time Capsule de Louis Vuitton, 160 años de diseño en exposición

En cambio, por alguna misteriosa razón es difícil que eso ocurra con el artista cordobés.

¿Sabes aquello que hemos pensado algunas veces, sobre cómo sería el mundo si todos los hombres (aparte de los escoceses) llevaran falda? Personalmente, me he preguntado mucho por qué las mujeres llevamos pantalón y los hombres no se pueden enfundar una plisada sin despertar risitas. Pues bien: normativas sociales aparte, las prendas de Palomo Spain unen ambos mundos, o mejor dicho, los juntan y los emborronan hasta que no se nota la diferencia entre uno y otro.

No solo unisex, no solo género fluido

Pero ya no se trata solo de faldas (lo más obvio), sino de siluetas, volantes y caídas, de un mundo entero de expresión sincera e irreverente. Cargamos con unas marcadas estructuras de lo que es “femenino” y lo que es “masculino”, pero ese concepto no tiene cabida aquí. Su moda no es para hombres que se visten como mujeres, ni siquiera se trata de ropa unisex. Es un sello universal, donde lo último de lo que el usuario debe preocuparse es del género de la prenda que pretende ponerse.

Hipnotizando a celebridades

Pedro Almodóvar (centro) junto a dos maniquíes de la firma Palomo Spain., Madrid, 2017. Nueva moda 2017
Pedro Almodóvar (centro) junto a dos maniquíes de la firma Palomo Spain., Madrid, 2017

La Vogue norteamericana dijo de él hace algún tiempo que “ha hecho de la ropa masculina un cuento de hadas”, entendiéndose por ropa masculina el renovado concepto que Palomo ha despertado en la industria de la moda. Sus creaciones son una agradable mezcla entre excentricidad y sencillez, algo que te hace único pero que te sientes cómodo llevando. Quizá ahí reside su verdadero encanto.

Por su parte, él ya ha dejado claro que no trabaja con patrones que se centren en la cadera o en el pecho, él crea ropa para hombre que pueden ponerse mujeres. Resumiendo: viste a los hombres con lo que le apetece. Tan fluido es lo que hace, que sus telas y estampados quedan bien a todo el mundo. Y mientras tanto sigue creando, en ese pequeño taller de su amada Córdoba, para que la fiebre se expanda más y más allá.

Y hasta el momento mira si lo ha conseguido, que artistas de la talla de Miley Cyrus, Beyoncé, Rossy de Palma o Pedro Almodóvar han decidido hacerse con algunos de sus diseños. De momento son más las mujeres que se atreven con la marca, pero lentamente el público masculino crece y se interna en la filosofía del no género o, como yo digo, la filosofía de la libertad.

La humilde fuerza del que sabe lo que hace

Palomo ha presentado sus colecciones en París y Nueva York, siempre dejando huella, y vende su ropa en Australia, Reino Unido, Francia, China, Japón y Estados Unidos. Él asegura que el miedo ha quedado lejos, sus objetivos son ambiciosos y para lograrlos no puede detenerse. “Las cosas salen así porque lo que hago está funcionando” dice.

Pero no te equivoques, el cordobés hace gala de una continua humildad que le sería muy difícil de mantener si no la llevara dentro. Con todo lo que le está sucediendo, habiendo maravillado al mundo (y haciéndolo cada día) tener la cabeza entre las nubes sería comprensible. Pero en todos y cada uno de sus eventos, Palomo demuestra que sabe lo que quiere, que sigue en el suelo con nosotros y que no parará de luchar por normalizar todas esas cosas a las que los hombres han debido renunciar a lo largo de los siglos.

Modelos del diseñador Palomo Spain en una de las habitaciones durante la Fashion Week Madrid 2017. Moda 2017
Modelos Palomo Spain en una de las habitaciones durante la Fashion Week Madrid 2017

Su nueva colección se llama Hotel Palomo, y la ambientó en las idas y venidas de un hotel de lujo. Sus grandes volantes, transparencias, flecos de cristales, estampados setenteros, diseños que casi parecen improvisados, y la gran estrella, el terciopelo, marcaron la seña de su línea más reciente, haciendo soñar a los invitados al evento.

La moda no es para unos o para otros. Cada persona en este mundo tiene su estilo, sus fantasías y locuras; estamos hechos para llevar lo que nos plazca. Y aunque, lamentablemente, la sociedad aún tiene un largo camino por delante hasta ser capaz de digerir este concepto, los artistas que dan un paso al frente reivindicando la diversidad son cada vez más. ¿Por qué renunciar a cubrirnos en lentejuelas, cuando ser nosotros mismos nos daría la confianza para comernos el mundo? Y aunque muchos no deseen admitirlo, aquello que decidimos ponernos o no ponernos condiciona en gran medida nuestra versión del mundo.

Ahora, ¡te toca! Dime, ¿te gusta la iniciativa de este artista? ¿Crees que es valiente, o te parece una locura? Si tuvieras la oportunidad, ¿te meterías en alguno de sus diseños? ¡Me encantaría saber lo que piensas!

Además, si el artículo te ha interesado sería genial que le dieras a compartir, e indicaras que te gusta.

¡Nos leemos bien pronto! ♥

Visita la web de Palomo Spain aquí.