Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Marvel: la lucha de un gigante

11 octubre, 2017

De Atlas Comics a Marvel Comics

Logo de Atlas Comics durante la década de los 50. Editorial norteamericana de cómics
Logo de Atlas Comics durante la década de los 50

Te puede interesar: El cómic de Drácula será republicado por IDW Publishing

Marvel Comics es una editorial norteamericana de cómics situada en Nueva York, y fundada a finales de los años 30 por Martin Goodman bajo el nombre de Timely Publication. Con una gran influencia a partir de los 60, es creadora de numerosos superhéroes de fama mundial, como Spiderman, Lobezno, Iron Man, Hulk o Los 4 Fantásticos, así como los aclamados X-Men.

Durante los años 50 la compañía decayó, al igual que muchas otras, debido al fin de la Segunda Guerra Mundial. Durante esa época su nombre era Atlas Comics, y publicaba historias de monstruos con un toque de ciencia-ficción. Ese nombre duraría hasta inicios de los años 60 (1961, concretamente), y después pasaría a llamarse definitivamente Marvel Comics.

Te puede interesar: Star Wars: The Last Jedi será adaptada al cómic por Marvel

La montaña rusa comienza

A principios de los 60, la empresa intentó volver a la vía de los superhéroes. Su principal rival, DC Comics, había revitalizado ese género un tiempo antes, y así Stan Lee y Jack Kirby decidieron crear Los 4 Fantásticos. Se inspiraron en los éxitos de DC y en las propias historias que Atlas Comics publicaba en la década anterior, y el título resultó un gran éxito.

A partir de ahí comenzaron a sacar una larga lista de cómics, entre los que destacó especialmente The Amazing Spider-Man, creación de Steve Ditko y Stan Lee.

El bajón de los 70

Portada de X-Men Vol. 1 (1978), por Marvel Comics Group. Dibujos de John Byrne.
Portada de X-Men Vol. 1 (1978), por Marvel Comics Group.

Te puede interesar: Black Panther tendrá secuela, según ha anunciado Marvel

Los 70 fueron un nuevo bajón para la compañía. El mercado se resintió, y Marvel intentó adaptarse creando títulos de acorde a los tiempos, centrados en la magia y el terror.

La empresa también intentó comprar DC por ese entonces, pero el acuerdo no salió adelante ya que esta quería mantener los derechos de los títulos Superman y Batman, Y Marvel no estuvo de acuerdo.

A finales de la década, John Byrne y Chris Claremont relanzaron el antiguo proyecto de Marvel X-Men, algo bastante acertado ya que terminó siendo un éxito sin precedentes en esa época de la compañía.

Renovarse o morir: los 80

Los 80 fueron especialmente fructíferos para Marvel Comics. El nuevo editor jefe, Jim Shooter, logró solucionar muchos de los problemas que habían estado aconteciendo de forma repetida en la empresa, dando lugar a un aspecto más “fresco y renovado”. Muchas de las mejoras que implantó surgieron efecto (como la adquisición del estudio de animación DePatie-Freleng Enterprises, creador de los Looney Tunes. La renombró como “Marvel Productions Ltd.” y comenzó a producir series como Transformers o Muppet Babies), y otras no tanto.

Marvel fue vendida a New World Entertainment en el 86, y en el 88 esta la vendió a MacAndrews and Forbes. Ronald Perelman, el dueño en ese entonces, colocó la empresa en el mercado de valores de Nueva York, ayudando a que el número de títulos que se sacaban incrementara en gran medida.

Solo atrás para coger impulso: los 90 y los 2000

Portada del Manual Oficial del Universo Ultimate Marvel (2005)
Portada del Manual Oficial del Universo Ultimate Marvel (2005)

A inicios de los 90 la empresa creció y obtuvo muchos beneficios, ya que el cómic estaba en su pico de popularidad en America y Europa.

Pese a eso, Ronald Perelman fue acusado de malversación y la empresa tuvo una época en la que sufrió varios cambios de manos y, por consiguiente, luchas en el interior de la misma compañía.

Isaac Pellmutter y Avi Arad se hicieron con la compañía tiempo después, y la empresa fue revitalizada con la adaptación al cine de títulos como X-Men o Spiderman.

Al pasar al 2000, Marvel huyó de una vez por todas de la quiebra. En 2001 estableció su Sistema de Escalas Marvel para cómics, y la primera obra que se creó bajo estas pautas fue X-Force (o “Fuerza-X”) en octubre de ese mismo año.

Eso trajo nuevos formatos de impresión, Marvel Age (una línea desarrollada para lectores más jóvenes), y otra centrada en el público maduro. También crearon Ultimate Marvel, un formato editorial que obtuvo una gran aceptación y con el que renovaron a todos sus personajes para que la nueva generación de lectores pudiera disfrutarlos. Lo crearon en una especie de “universo paralelo” al universo Marvel que se conocía hasta el momento, de forma que dibujantes y guionistas dispusieron de una gran facilidad para crear historias a su antojo, moldearlas e inventar líneas nuevas sin necesidad de tener siempre presentes los antecedentes Marvel de las últimas décadas. Solo con haber visto las películas era suficiente para reconocer a los héroes y villanos.

En 2006 Marvel Comics lanzó un crossover que llamaron “Civil War”, y creando una separación político-ética entre los superhéroes. El año siguiente crearon un proyecto llamado “Marvel Digital Comics Unlimited”, un archivo online con más de 20000 títulos que pueden visualizarse a cambio de una suscripción.

En agosto de 2009 Disney compró Marvel por 4000 millones de dólares. Robert Iger, máximo responsable ejecutivo de Disney, aseguró que ese movimiento daría lugar a un gran crecimiento de la franquicia a largo plazo.

Hoy en día, y pese a los numerosos competidores, Marvel sigue siendo una de las empresas líder en la creación de cómics y proyectos en la pequeña y la gran pantalla. Su constante competitividad y afán de superación, así como la originalidad del equipo creativo, ha sido lo que los ha transformado en leyenda. ¿Quién no conoce a algún héroe o villano de Marvel? Me atrevería a decir, incluso, que todos hemos visto alguna de sus películas, series, o hemos leído algún cómic en algún momento de nuestras vidas. Son de esa clase de cosas que parecen estar siempre presentes, dispuestas a llamar tu atención o colarse para que las veas.

Y si lo pensamos mejor, con la cantidad de proyectos que Marvel ha (y sigue) llevando a cabo, alguno tiene que haber para enganchar a cada uno de nosotros, ¿no?

¿Te ha parecido interesante el artículo? Tanto si eres un gran fan de Marvel como si no, me encantaría que me dijeras qué te ha parecido. Compártelo en tus redes sociales para que más gente pueda conocer la historia de Marvel Comics. También puedes comentarme tu opinión aquí abajo, si hay algo que te haya llamado la atención sobre esta empresa, qué opinas de sus cómics, o si hay alguna compañía de la que prefieras que hable más adelante. ¡Será genial saber lo que piensas! 😉