Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Los papeles de Aspern de Henry James. Persiguiendo un sueño

8 julio, 2018

Los papeles de Aspern, o cómo desear algo nos lleva a hacer cosas extraordinarias

Los papeles de Aspern ha sido mi primera novela de Henry James. Quizá hayas oído hablar de este afamado escritor, teórico y crítico literario neoyorquino, nacido poco después de la finalización de la Revolución Industrial en una acaudalada familia de origen irlandés. Sus padres dispusieron para él una educación única que se llevó a cabo en Europa, y que le convirtió en un hombre de mundo, instruido en variadas culturas y de mente abierta. Pero con 32 años se instaló definitivamente en Inglaterra tras hacerse notar en su país natal con algunos relatos de cierto reconocimiento, y a partir de entonces desarrolló una próspera carrera como escritor de relatos y novelas breves.

Hoy vengo a contarte un poco, como ya he dicho, de una de sus obras más reconocidas: Los papeles de Aspern, publicada en 1888 en la revista The Atlantic Monthly y posteriormente en un tomo individual junto a otros relatos. Si te interesa leer una breve reseña del libro (sin spoilers) y mi opinión personal, no te despegues de las letras… ¡empezamos!

El escritor Henry James retratado a los 20 años. Fuente: Libertad Digital. Los papeles de Aspern de Henry James. Persiguiendo un sueño
El escritor Henry James retratado a los 20 años. Fuente: Libertad Digital

El precio de la curiosidad

Los papeles de Aspern es una novela breve de apenas 170 páginas narrada en primera persona. Nos habla de un crítico y editor literario aún no entrado en años, que junto a su amigo John Cumnor representa el más íntimo y entregado club de admiradores del fallecido poeta norteamericano Jeffrey Aspern (Aspern es un escritor ficticio, pero más adelante veremos de dónde tomó la inspiración el autor para idear esta particular historia).

El crítico, al que Henry James no le puso nombre, decide hospedarse en el impresionante palacete veneciano de Juliana Bordereau, antigua amante de Aspern, para hacerse con ciertos documentos del autor que bien sabe la mujer aún conserva.

Pero no será fácil. La anciana vive junto a su sobrina Tina en la ciudad italiana de los canales, y ambas dejan pasar la vida completamente aisladas en aquel edificio ruinoso, sin hablar con nadie ni relacionarse en modo alguno. Pero cuando el protagonista realiza su primera visita a la casa resulta obvio que las mujeres apenas tienen para vivir: se encuentran en una situación de pobreza extrema que solo les permite mantenerse a sí mismas, pagarse la comida y el salario de una doncella que se encargue de la casa. Así que ofrece una generosa cantidad (que excede sus propios ingresos) para alquilar algunas habitaciones del palacete y que Juliana y su sobrina no puedan negarse a aceptarlo.

Y así resulta. Pero los días transcurren para el joven crítico sin apenas noticias de los papeles que tanto ansía conseguir, y ni siquiera de Juliana ni su sobrina, una solterona madura de carácter cambiante, a veces tímido y a veces férreo, que está decidida a proteger a su tía bajo cualquier concepto.

Pero lentamente nuestro protagonista comienza a abrirse camino en las vidas de las mujeres. Juliana, aunque recluida irreversiblemente, aún le permite intercambiar algunas palabras con ella, y a raíz de eso y de una paciente observación el joven crítico comienza a descubrir qué clase de cosas puede hacer para ganarse la confianza de sus hospedadoras.

A partir de ese momento se inicia un intercambio dialéctico entre la señorita Tina y él, que los acerca progresivamente y les permite comprender que quizá no son tan diferentes como creen. Pero las intenciones del inquilino no son las que las celosas damas creen, ¿y qué sucederá cuando averigüen la verdadera razón de su paso por el decadente palazzo y el ansia de socialización del joven? Quizá todo se vuelva del revés, para una o ambas partes, en este juego de estratagemas y engaños.

Portada de 'Los papeles de Aspern'. Henry James. Editorial ALBA. Fuente: El Péndulo. Los papeles de Aspern de Henry James. Persiguiendo un sueño
Portada de ‘Los papeles de Aspern’. Henry James. Editorial ALBA. Fuente: El Péndulo

El germen de Los papeles de Aspern

Según se dice, Henry James se inspiró casi por completo en una anécdota referida a un ciudadano de Boston llamado Silsbee, gran admirador del poeta Percy B. Shelley, que buscó hospedarse en casa de la antigua amante del escritor romántico a fin de hacerse con las cartas de este que la mujer aún guardaba como oro en paño. Y a partir de esa estratagema todo se sucede tal y como en la historia, con detalles que no desvelaré ya que te destriparían la emoción de la novela.

Opinión personal

Resulta difícil darte mi opinión sobre el título sin entrar en los spoilers, pero se puede intentar. Reuniendo todas las impresiones que me causó a lo largo de la lectura (que, por cierto, no llegó a las cuatro horas) puedo decir que no me ha decepcionado del todo. Quizá el final me pareció bastante menos impactante de lo esperado, contando con lo prometedor de la historia en conjunto, ya que la obsesión casi enfermiza del joven editor por los papeles de Aspern le llevan a realizar hazañas insólitas que hacen que el lector se pregunte qué no estaría dispuesto a hacer por conseguir su objetivo. Así que, una vez alcanzadas las últimas páginas y a medida que los cartuchos finales se van quemando, uno se da cuenta de que quizá la facilidad con la que la historia cierra no hace justicia a las dificultades que el protagonista ha tenido que enfrentar.

Aunque también puede interpretarse como un intento de hacer reflexionar al lector, y hacerle preguntarse los límites del deseo humano y qué hubiera hecho él en esa situación. Siendo sincera, aunque me “queje” del final puedo decir que sí me hizo pensar y ponerme en los zapatos del narrador.

Como un detalle aparte que nada tiene que ver con el argumento, esta novela ha sido una buena impresión de Henry James. El estilo del autor, aunque algo enrevesado a veces (oraciones demasiado largas, llenas de comas y datos que a veces te obligan a releerlas varias veces) me ha parecido interesante, ilustrativo y curiosamente ágil. He disfrutado la lectura y es más que probable que repita con James.

Si te interesa esta novela, yo la compré en tapa blanda bajo la editorial ALBA. Espero que esta reseña te haya abierto el apetito de época, y le des una oportunidad a Los papeles de Aspern. No te dejes influenciar por mi opinión sobre el final, dale un voto de confianza y cuéntame qué te parece a ti y las conclusiones que has sacado. ¡Participa!

Te recuerdo, también, que puedes compartir y dar “me gusta” a este artículo para que más gente conozca la obra Henry James… 😉

¡Nos leemos en el próximo post!

Te puede interesar: Lucy Gayheart, por Willa Cather. Cómo derretir un corazón

Te puede interesar: Agnes Grey de Anne Brontë, virutas de oro de la literatura clásica

Te puede interesar: La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf