Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf

27 enero, 2018

Virginia Woolf, mujer en la literatura dominada por hombres

Anteayer, 25 de enero, se cumplía el 136º aniversario del nacimiento de la gran escritora británica Virginia Woolf. Nacida en Londres en 1882 y fallecida en 1941 en la ciudad de Lewes, Reino Unido, revolucionó con sus historias el concepto de escritura. Como una de las mayores exponentes de la literatura mundial, renovadora de la novela moderna y feminista dedicada, todos o casi todos habremos oído hablar de ella. Pero la esencia de su arte, su espíritu indomable en un cuerpo suave y en ocasiones marchito, y esa mente que oscilaba entre la fantasía y el dolor, son algo difícil de capturar en palabras. Solo las sensaciones lo logran. Por eso, hoy te traigo una pequeña recopilación de las 4 obras más populares de Virginia Woolf. ¡Disfrútalas!

Virginia Woolf a los 20 años. Fuente: The Independent. La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf
Virginia Woolf a los 20 años. Fuente: The Independent

1- La señora Dalloway (1925)

Fue su cuarta novela publicada, y una de sus obras más conocidas. En sus páginas podemos explorar un solo día en la piel de la protagonista, Clarissa Dalloway, una joven que vive en Inglaterra tras la Primera Guerra Mundial.

La obra es un gran ejemplo de la sucesión de los pensamientos de Clarissa a medida que el día transcurre, así como de otros muchos personajes de cuyas mentes Woolf entra y sale alternativamente. También salta en el tiempo, adelante y atrás una y otra vez, en un ritmo aparentemente frenético pero compensado por la ociosidad de la temática principal: los preparativos que lleva a cabo Clarissa durante la organización de una de sus fiestas.

Pese a todo, en la novela se alcanza a distinguir la clara estructura de diferenciación social de la época, y queda claro que se trataba de una discreta denuncia por parte de la autora.

Cubierta de 'La Señora Dalloway', Editorial Lumen. Virginia Woolf. (1925) Fuente: Casa del Libro. La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf
Cubierta de ‘La Señora Dalloway’, Editorial Lumen. Virginia Woolf. (1925) Fuente: Casa del Libro

2- Al faro (1927)

‘Al faro’ (To the lighthouse) fue publicada dos años después que La señora Dalloway, y se trata de la novela inmediatamente posterior a esta.

En ‘Al faro’ podemos divisar la evidente diferenciación entre reflexión filosófica y trama principal, relegando ligeramente esta última para dar paso a los pensamientos más profundos de la autora.

Se centra en los Ramsay, y sus visitas a una isla escocesa entre las dos primeras décadas del siglo XX. Pese a que leer ‘Al faro’ no siempre es fácil debido a la rebuscada complicación del lenguaje y las explicaciones, y en ocasiones puede volverse algo tedioso (ya que apenas contiene diálogos entre personajes), las temáticas que toca son muy interesantes: la infancia, lo efímero de la inocencia y el sentimiento de pérdida, entre muchos otros.

Cubierta de 'Al faro', Editorial Losada. Virginia Woolf (1927) Fuente: Pinterest. La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf
Cubierta de ‘Al faro’, Editorial Losada. Virginia Woolf (1927) Fuente: Pinterest

3-Orlando (1928)

Sin duda una de sus obras cumbre, más revolucionarias y particulares (teniendo en cuenta los estándares de la época).

Orlando, publicada justo después de Al faro, es una oda a la identidad propia. Toca temas que por aquel entonces resultaban escandalosos, como la posición de la mujer en la sociedad o el abanico de sexualidades humanas, rodeándolos de un aire en parte biográfico: Woolf la escribió para hablar de la existencia de Vita Sackville-West, la que fue su amante durante 1922. Aprovechó la ocasión para reivindicar a su única manera la existencia del colectivo homosexual, y lo hizo (en parte) a través de una parodia del género biográfico, tan popular en la época victoriana.

En Orlando, Woolf explora distintas temáticas mientras se desliza a través de diversos periodos de la Humanidad: del isabelino a la era moderna, nada más comenzar el siglo XX, acompañada de uno de los personajes más particulares que creó: un atractivo aristócrata (inspirado en su amada Sackville-West) que cambia de sexo volviéndose mujer, teniendo pues que experimentar todo lo que implica pertenecer al “sexo débil”.

Cubierta original de 'Orlando', Editorial The Hogarth Press. Virginia Woolf (1928). Fuente: Wikimedia Commons. La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf
Cubierta original de ‘Orlando’, Editorial The Hogarth Press. Virginia Woolf (1928). Fuente: Wikimedia Commons

4- Las Olas (1931)

‘Las olas’ es la séptima novela de Virginia Woolf. Se trata de un ejemplo de literatura experimental, y en ella la autora nos muestra a un grupo de seis amigos y sus reflexiones, de una forma mucho más cercana a la poesía que a la prosa novelística que se suele conocer.

Las reflexiones interiores de cada uno de los seis personajes (más un séptimo, cuyos pensamientos propios jamás leemos), son intercaladas por descripciones cortas de una misma escena de costa, que va evolucionando desde el alba hasta el atardecer a medida que el día transcurre.

Cada personaje es diferente, posee una personalidad marcada y piensa acerca de temas concretos, de sus problemas y situaciones propias. Y por su lado, el séptimo personaje (llamado Percival) es algo así como una personalidad superior, alguien a quien los amigos admiran y de quien hablan durante toda la novela. De esta forma, terminamos conociendo la vida de este misterioso personaje pese a que no habla por sí mismo en ningún punto.

Cubierta de 'Las Olas'. Editorial Lumen. Virginia Woolf (1931). Fuente: Pinterest. La esencia del arte y la originalidad, 4 libros de Virginia Woolf
Cubierta de ‘Las Olas’. Editorial Lumen. Virginia Woolf (1931). Fuente: Pinterest

Teniendo en cuenta el personal estilo de Virginia Woolf, estoy más que segura de que alguna de estas cuatro maravillosas novelas te habrá llamado la atención. ¿Piensas darles una oportunidad? Si es así, ¿a cuál o cuáles? No seas tímido, ¡deja tu comentario!

O, si lo prefieres, te invito también a que compartas y des “me gusta” a este artículo en tus redes sociales… así la obra de Woolf llegará a más gente todavía de lo que ya lo ha hecho.

¡Nos leemos en el siguiente post! ♥

Te puede interesar: Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo. Dulce ejemplo de literatura LGBT

Te puede interesar: Los papeles de Aspern de Henry James. Persiguiendo un sueño

Te puede interesar: Pintura del prerrafaelismo, la más brillante sociedad secreta. Parte 3

Te puede interesar: El feminismo en ilustraciones

Te puede interesar: Las ilustraciones y xilografías fantásticas de Peach Tao

Te puede interesar: Agnes Grey de Anne Brontë, virutas de oro de la literatura clásica