Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Silvia Sperduta. Sueños, neón y supersticiones

1 noviembre, 2018

Ilustraciones de otro mundo traídas por Silvia Sperduta

Silvia Perduto (cuyo nombre artístico es Silvia Sperduta) es una ilustradora italiana afincada en la ciudad de Londres que usa sus sueños e intereses artísticos como principal inspiración. Sus obras tienen un tinte especial… si te han llamado la atención, ¡sigue leyendo para conocer un poco más sobre ella! 😉

Ilustración 1. Inspirada en la ciudad de Nápoles. ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Facebook. Silvia Sperduta. Sueños, neón y supersticiones
Ilustración 1. Inspirada en la ciudad de Nápoles. ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Facebook

Desde Londres con amor

El diseño gráfico y la ilustración digital son los principales campos de trabajo de Silvia Sperduta. Nació en 1990 y no tardó en darse cuenta de que le interesaba crear arte, así que estudió en la IUAV de Venecia donde se graduó en Diseño Gráfico e Industrial, y en 2016 obtuvo un Master en Ilustración en La Universidad para las Artes Creativas de Farnham, Inglaterra.

Durante sus años de experiencia profesional, ha trabajado como diseñadora gráfica en empresas británicas e italianas, como directora artística y como diseñadora artística e ilustradora freelance, empleo que sigue desarrollando en la actualidad.

Ilustración 2. Inspirada en
Ilustración 2. Inspirada en “El hombre del labio torcido”, de A. Conan Doyle. ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Facebook

Ilustrar con valentía

Como otros artistas que ya te he presentado anteriormente, Sperduta es una verdadera apasionada del grabado, el tatuaje, las supersticiones, la literatura clásica, la mitología y el folklore de todo tipo, donde encuentra una verdadera fuente de inspiración y que considera una de las vías más fiables y atractivas para dar a conocer su trabajo. Se decanta por las temáticas de cuento, los mundos en miniatura y, sobre todo, por las representaciones de sus propios sueños.

Solo piénsalo un momento: hay que ser muy valiente para mostrar al público lo que hay en tus sueños, lo que ocurre cuando cierras los ojos y nadie te ve, y lo que vives en ese universo que forma tu subconsciente. Silvia Sperduta lo ilustra sin tapujos, retocando aquellas partes que a veces se nos hacen incomprensibles pero manteniendo la esencia propia del sueño. Y eso se aprecia perfectamente, porque en la mayoría de los casos esas ilustraciones rozan o alcanzan el surrealismo, transportándonos a parajes imaginarios donde los colores, las formas y las leyes naturales están fuera de este mundo:

Ilustración 3. De su serie Illustrated Dreams (Sueños Ilustrados). ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Behance. Silvia Sperduta. Sueños, neón y supersticiones
Ilustración 3. De su serie Illustrated Dreams (Sueños Ilustrados). ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Behance

Cuestión de perspectiva

Otra de sus series más llamativas es la de los mundos en miniatura. Algunos provienen igualmente de sus sueños, y otros los inventa despierta y bien despierta. Particularmente son algunas de mis ilustraciones favoritas, porque tras cruzar el umbral más superficial del asombro, donde simplemente me ilusiono por cada pequeño detalle que voy encontrando (como el que busca a Wally, pero termina olvidándose de él porque hay muchas otras cosas interesantes en la página), me doy cuenta de que esos “mundos en miniatura” podrían presentar cierta analogía con el planeta en el que vivimos: aquí todo nos parece tan grande que resulta abrumador, pero solo hace falta que nos muestren una fotografía tomada desde el espacio para darnos cuenta de que, en realidad, todo es ridículamente pequeño comparado con el monstruo que nos rodea.

Ilustración 4 Un mundo en miniatura inspirado en uno de sus sueños. ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Facebook. Silvia Sperduta. Sueños, neón y supersticiones
Ilustración 4 Un mundo en miniatura inspirado en uno de sus sueños. ©Silvia Sperduta. Fuente: Silvia Sperduta Facebook

Lo mejor de ambos mundos

Las paletas que utiliza Silvia Sperduta llaman la atención por su riqueza, a veces rebelde y a veces amable; por los contrastes y por su forma de yuxtaponer y jugar con los colores. Sus delineados son especialmente intensos también, sobre todo en aquellas ilustraciones más oscuras donde usa pincel blanco para que los límites de cada objeto resalten, creando una especie de “efecto negativo” muy interesante (como ejemplos, las ilustraciones 2 y 3). Los neones y los pasteles son también muy recurrentes, y le gusta tratarlos mediante degradados y sombreados simples, que bastan para aplicar los matices suficientes sin sobrecargar, ni tampoco dejar un tono plano y sin gracia.

Aparte de la ilustración digital, a Sperduta le gusta experimentar también con la acuarela, el dibujo a lápiz, a tinta y a bolígrafo. Su estilo es algo inestable y tembloroso, casi infantil, y como si de un dibujo hecho por un niño se tratase, se palpa la ilusión y la energía que hay detrás. Además, como contraste, la inocencia de los paisajes y los colores choca con la sabiduría y la profundidad de los sueños y las reflexiones personales de la autora, creando algo muy bonito que puedes seguir viendo aquí, en su Tumblr oficial.

Y, si te ha gustado lo que acabas de leer, ¿por qué no das a conocer aún más la obra de Silvia Sperduta compartiendo, dando “like” y/o comentando a este artículo en tus RRSS? ¡Espero tu participación! 😉

¡Nos leemos en el siguiente post!

Te puede interesar: Spinelli Tester, el arte de la poesía cósmica