Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

La ilustración de Samuel L. Schmucker, y sus tarjetas de San Valentín

10 febrero, 2018

Las ilustraciones de San Valentín victorianas de Samuel L. Schmucker

Ahora que San Valentín se acerca, la sociedad se divide en diversos grupos: los que tienen novio, mujer o marido y no quieren ni oír hablar de un regalo romántico, los que pasan un poco del asunto y los que, hasta estando solteros, se ponen tristes si no les agasajan como es debido. Seas del grupo que seas, hoy te traigo algo que quizá te guste: ¿sabes cómo se celebraba el día del amor en la época victoriana? Era una gran oportunidad llena de ceremonia… y las ilustraciones y tarjetas de San Valentín eran una parte indispensable del ritual.

Valentine Greeting, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1910). Fuente: Pinterest. La ilustración de Samuel L. Schmucker, y sus tarjetas de San Valentín
Valentine Greeting, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1910). Fuente: Pinterest

De todos los fabricantes de tarjetas de San Valentín que he encontrado, y tras un laaaaargo discurrir, he decidido presentaros las que menos horteras se me hicieron. Sí, sé que no está bien que lo diga, pero es que los victorianos ponían tanto empeño en que las tarjetas que regalaban fueran lo más espectaculares posibles, que no veían el límite. Así que hoy te presento al ilustrador estadounidense Samuel L. Schmucker:

Samuel L. Schmucker y sus ilustraciones de muchachas sonrientes

Este artista, famoso como pocos en la época, gozaba de un estilo particularmente reconocible, colorido y adorable, con el que daba vida a cientos de jovencitas enamoradas que ilustraban los frontales de las tarjetas de San Valentín en la era victoriana. Todo caballero con un poco de gusto compraba una de sus obras alguna vez, para ofrecérsela a la dama a la que estuviese cortejando.

A Prayer To St. Valentine, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1911). Fuente: Pinterest. La ilustración de Samuel L. Schmucker, y sus tarjetas de San Valentín
A Prayer To St. Valentine, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1911). Fuente: Pinterest

La esposa de Schmucker, Katherine, fue siempre la modelo que el artista tomaba como referencia para sus personajes. Los creaba con lápices, tinta y acuarelas, y tras eso los rodeaba de filigranas, encajes, flores y románticos poemas o frasecillas para ablandar el corazón de la receptora. Algo muy característico de sus diseños, también, eran los marcos en dorado y los delicadísimos relieves en los bordes de las tarjetas, así como la riqueza de fuentes que utilizaba para los textos. Sus diseños, hoy en día, son uno de los mayores referentes del arte de San Valentín de la época, una de las primeras cosas que imaginamos al hablar del tema y, de vuelta a aquellos tiempos, uno de los artes más cotizados por su belleza, personalidad y refinamiento. (Y desde luego te diré que, si lo comparamos con el resto de tarjetas que se solían regalar, la habilidad de Schmucker gana todavía más).

To My Sweetheart, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1912). Fuente: Pinterest. La ilustración de Samuel L. Schmucker, y sus tarjetas de San Valentín
To My Sweetheart, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1912). Fuente: Pinterest

Artista multidisciplinar

Este autor llegó a ser, en sus 42 años de vida, un artista de gran prestigio y reconocimiento, trabajando como ilustrador para variadas compañías y periódicos, pintando a mano cajas de dulces y envoltorios de caramelos y, finalmente, abriendo su propia empresa publicitaria. Fue discípulo del pintor Howard Pyle (conocido por sus escenas costeras y de piratas), y pese a tener un estilo muy específico e individual, quedan ligeramente a la vista las influencias que tomó de autores como Klimt o Aubrey Beardsley.

To My Valentine, acuarela de San Valentín de Samuel L. Schmucker. Fuente: Pinterest. La ilustración de Samuel L. Schmucker, y sus tarjetas de San Valentín
To My Valentine, acuarela de San Valentín de Samuel L. Schmucker. Fuente: Pinterest

No solo tarjetas de San Valentín

Efectivamente, Schmucker no se dedicaba solo a las tarjetas de San Valentín. También tocaba otras festividades como Halloween, Acción de Gracias, Navidad, Pascua, San Patricio, Año Nuevo e incluso cumpleaños, siempre haciendo uso de su estilo colorido y desenfadado, con ojos expresivos, referencias a la magia y los espíritus y personajes simpáticos que acompañaban a las jóvenes (siempre presentes) de sus ilustraciones.

Si te han gustado las tarjetas que has ido viendo, y te interesa saber más del trabajo de este autor tan dulce, puedes visitar aquí la página web oficial que se le ha dedicado a él y a su trabajo.

My Valentine, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1911). Fuente: Pinterest. La ilustración de Samuel L. Schmucker, y sus tarjetas de San Valentín
My Valentine, tarjeta de San Valentín de Samuel L. Schmucker (1911). Fuente: Pinterest

Y tan dulce como él era, espero que igual o más lo sea tu San Valentín. Que tanto si lo celebras solo como acompañado, como si no lo celebras en absoluto, este 14 de febrero sea un día tan maravilloso como los siguientes… ¡o aún mejor!

¿Regalarías alguna de las tarjetas de Samuel L. Schmucker a ese alguien especial, o te parecen excesivas? ¡Cuéntame qué te han parecido en los comentarios, o comparte y da “like” a este artículo en tus redes sociales para que llegue más gente!

¡Nos leemos en el próximo post, y feliz San Valentín!