Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Yumi Nakano y sus adorables (pero incomestibles) animales de resina

13 enero, 2019

Por muy buena pinta que tengan, las figuritas de resina de Yumi Nakano no se comen

Hoy vengo a presentarte a una artista que hará tus delicias. ¿Te gusta el dulce, los animales y las cosas adorables? Seguro que he acertado en alguna de las tres, y si no, te comento desde ya que el trabajo de Yumi Nakano te volverá igualmente loco.

Eso sí… si te entran ganas de darle un bocado a alguno de estos animalitos, por favor, contente. Ya le ha pasado a más de uno, verás a qué me refiero 😉 Si aun así sigues interesado en ver qué son estas adorables creaciones, sigue leyendo. Estoy convencida de que los roedores de Yumi Nakano derretirán tu corazón.

Hámsters de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter. Yumi Nakano y sus adorables (pero incomestibles) animales de resina
Hámsters de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter

Dolorosamente incomestibles

No son pan, no son bombones, no son bollos ni caramelos; esta artista japonesa ha tenido que aclarar en diversas ocasiones que sus obras no se comen. Produjeron una gran conmoción cuando aparecieron por primera vez, allá por el 2009, y a través de una pantalla, con la nata, el chocolate, las frutas y el caramelo, sí llegan a parecer algo rico de comer (Aquí en España, si pienso un poco, podríamos compararlos con un mazapán).  😀

Regordetes y de apariencia suave, los roedores de esta escultora han dado la vuelta al mundo. Su originalidad y aspecto enternecedor han sido reclamados en diversas ferias, exhibiciones y muestras; y mientras tanto hemos aprendido a vivir con la desilusión de que no puedan comerse… por muy macabro que eso suene. La autora subió un vídeo y diversas fotografías en sus redes sociales demostrando de qué están hechas realmente sus trabajos: ¡de resina! Son figuras de resina moldeada, pintada posteriormente con una pistola de spray como la que vemos en la imagen:

Hámster de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter. Yumi Nakano y sus adorables (pero incomestibles) animales de resina
Hámster de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter

Su técnica es tan buena que hace parecer que el color dorado del lomo es el tostado del pan, y que la suavidad de las orejas y el morrito podría morderse. Pero todo se resume en tres palabras: talento y práctica. Son evidentes las horas dedicadas a crear algo tan pequeño y a la vez tan detallado, a dar el color adecuado y a estudiar las texturas para que todo parezca lo que tiene que parecer. Las hendiduras del pelo, el brillo de esos ojos saltones, las frutas realistas, cada flor y cada lazo. Hay un extraño mérito en que la gente quiera comerse lo que esculpes, ¿no crees? Es una nueva forma de reconocimiento.

Un hámster para todo

Algunos animales de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter. Yumi Nakano y sus adorables (pero incomestibles) animales de resina
Algunos animales de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter

Nakano ha realizado numerosos proyectos con sus roedores, porque si algo tenemos que concederle es que un trabajo como el suyo tiene mucho tirón. Si te están gustando, dime, ¿no comprarías una colección completa de merchandising de hámsters, conejos o ardillitas? Lo tendrías todo a juego, deja que te ponga en situación: un colgante, un par de brazaletes, algún anillo mono, y si no eres de llevar demasiado adorno encima, ¿qué tal una tarjeta, una postal o una libretita para tomar notas? ¿Que quieres ponerte algo original? Unos calcetines de hámsters o un pin en la solapa. ¿Que quieres colgar algo de la funda del smartphone? Un bonito llavero pintado a mano. ¿Que es Navidad y estás harto de llenar el abeto de lo mismo cada año? Unas bolas transparentes con criaturitas dentro. ¿¿Que te casas?? No te preocupes, las figuras de la tarta se las dejas a Nakano:

Figuritas de boda de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter. Yumi Nakano y sus adorables (pero incomestibles) animales de resina
Figuritas de boda de resina. ©Yumi Nakano. Fuente: Yumi Nakano Twitter

Sé que ahora tienes ganas de comprarle algo, a mí no me engañas. Si no puedes contener más la emoción, te dejo a continuación su página web oficial. Está en japonés, pero con un buen traductor y el poder del amor por los roedores, todo es posible.

Además, Yumi no solo produce ese tipo de esculturas, en su web encontrarás pingüinos, búhos, focas y una interesante reproducción de miniaturas de comida. Ahora sí, en voz alta: por deliciosas que parezcan, ¡no se comen!

¿Por qué no compartes este artículo en tus redes sociales? Las mascotas de esta habilidosa escultora japonesa te lo agradecerán, y yo también. ¡O deja tu “like” y un comentario contándome qué opinas!

¡Nos leemos en el siguiente post!

Te puede interesar: Las esculturas hiperrealistas en miniatura de Quimmy Shimmy

Te puede interesar: Noriyuki Saitoh y sus elaborados insectos de bambú