Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Ron Mueck y su escultura hiperrealista. La fuerza de la piel

11 mayo, 2018

El hiperrealismo a escalas de Ron Mueck

Una obra muy grande o muy pequeña, o quizá del tamaño exacto; Ron Mueck siempre sabe cómo impresionarnos. Puede que su nombre no te suene de nada, pero algunos de sus trabajos, como el que verás bajo este párrafo, quizá te hayan llamado la atención más de una vez. Mueck es un fabuloso escultor australiano, nacido en Melbourne en 1958 y obsesionado con contar historias a través de los detalles.

Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. Fuente: Pinterest. Ron Mueck y su escultura hiperrealista. La fuerza de la piel
Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. Fuente: Pinterest

El despegue de una exitosa carrera

De padres jugueteros, se crió en un ambiente que terminó formando parte de su ser, e influyendo en gran medida en su carrera posterior. Tanto, que algunos de sus primeros oficios consistieron en trabajar como marionetista en famosos programas infantiles como The Muppets (Los Teleñecos) o Barrio Sésamo, donde se encargaba de crear y dar forma a las marionetas en todos los aspectos: cuerpo, personalidad, movimientos y voz. Además, colaboró también en diversas producciones cinematográficas, como encargado de atrezzo y efectos especiales.

Pero fue años más tarde, tras algunas experiencias en el ámbito publicitario, donde empezó a tantear el terreno de la escultura hiperrealista. Lo que él quería en realidad era crearlas para, posteriormente, hacerles fotografías que pudiera utilizar en sus campañas, pero no tardó en darse cuenta de que quizá el propósito real de su arte era ser admirado desde todos los ángulos, no solo plasmado en un papel.

Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. Fuente: Pinterest. Ron Mueck y su escultura hiperrealista. La fuerza de la piel
Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. Fuente: Pinterest

Para esculpir el alma

Poco aficionado al ambiente que se respira en el panorama artístico actual, Ron Mueck se encierra en su taller y trabaja poco a poco en cada una de sus piezas. El mimo se aprecia en cada rincón de la escultura, en cada pliegue de la piel, en cada brillo de sudor y arruga de la ropa. Tal es la exactitud anatómica que alcanza, que toleramos perfectamente los juegos que se trae con las proporciones y las escenas. Sus chistes son elegantes y silenciosos, y las historias que cuenta rebosan melancolía y significado.

Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. Fuente: Pinterest. Ron Mueck y su escultura hiperrealista. La fuerza de la piel
Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. Fuente: Pinterest

Utiliza materiales como vidrio, metales, silicona, cabello artificial y pinturas en cantidades industriales para atar y afianzar la realidad; capturando pequeños momentos de intimidad, expresiones específicas, situaciones surrealistas y metáforas visuales para dar a entender lo que pretende cada vez. Y, con todo eso, su hiperrealismo deformado logra hacernos comprender, reflexionar y emocionarnos.

Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. (Fotografía ©James Fraser). Fuente: Pinterest. Ron Mueck y su escultura hiperrealista. La fuerza de la piel
Escultura hiperrealista. ©Ron Mueck. (Fotografía ©James Fraser). Fuente: Pinterest

Desde 1996, Ron Mueck ha realizado innumerables exposiciones entre muestras colectivas y en solitario, y su talento ha sido reconocido en todo el mundo. No olvides darte un paseo por su página oficial de Facebook para ver más de sus obras, y comparte y da “me gusta” a este artículo si quieres que más gente le conozca. Este trabajo, plagado de sensibilidad, habilidad y carisma, no puede pasar desapercibido para nadie.

Gracias por leer, ¡y nos vemos en el siguiente post! 😉

Te puede interesar: Noriyuki Saitoh y sus elaborados insectos de bambú

Te puede interesar: Romain Van Den Bogaert y sus detalladas miniaturas fantásticas

Te puede interesar: Las esculturas hiperrealistas en miniatura de Quimmy Shimmy

Te puede interesar: Bruno Walpoth: maestro del tallado en madera