Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Kris Kuksi y su realismo fantástico. La belleza en el horror

22 julio, 2018

Las espectaculares (y no tan diminutas) miniaturas de Kris Kuksi

El arte de Kris Kuksi no es comparable. Sus esculturas creadas a través de materiales variados nos hablan de momentos cercanos a nuestros días, y de una realidad obvia e innegable a la par que despiadada, que expresa a través de su talento único para crear poesía con las formas. Las miniaturas no tan diminutas de este artista estadounidense de Springfield, Missouri, han maravillado a autores tan reconocidos como Guillermo del Toro, con quien comprobarás tiene mucho en común. La pasión de Kuksi por desmembrar lo cruel, por unir épocas, artes y conocimientos y crear con todo ello verdaderas genialidades dignas de los grandes maestros, le han convertido en uno de los autores más cotizados y reconocidos del panorama artístico actual.

Kris Kuksi junto a su obra 'Tyranny'. Fuente: Twitter. Kris Kuksi y su realismo fantástico. La belleza en el horror
Kris Kuksi junto a su obra ‘Tyranny’. Fuente: Twitter

El alma de la ira

La elaborada belleza de sus miniaturas consta de una diligencia arquitectónica y de un humor afilado que explora los más bajos instintos de la humanidad. Desde el inicio de los tiempos, el hombre ha mancillado su propia historia en confrontaciones bélicas, conflictos religiosos y demás atrocidades que hacen que ciertas mentes viajen tratando de captar el alma de la ira. Mentes como la de Kuksi, quien expone en sus espectaculares esculturas recicladas la verdad más absoluta a través de una gruesa capa de realismo mágico.

Detalle de 'Artemisa de Estocolmo'. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter. Kris Kuksi y su realismo fantástico. La belleza en el horror
Detalle de ‘Artemisa de Estocolmo’. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter

Dioses y semidioses, personajes legendarios y personalidades conocidas por todos observan las escenas que se desarrollan bajo sus pies, el caos nacido del presuntuoso sentido del protagonismo humano y las consecuencias nefastas que acarrea. Desde sus primeras obras, Kris Kuksi intenta cazar la esencia de la violencia, el dolor, lo macabro y lo incongruente, sin apartarlo por ello de su innata belleza.

Y es que este artista estadounidense es experto en mostrar lo más terrible de nuestra especie y hacer que aun así parezca hermoso. Para él cada pieza es un pequeño templo, quizá para cada una de nuestras emociones y temores más profundos. Desde el dolor hasta el terror, la desesperación, el pánico a la muerte, las incongruencias políticas y de fe, los intereses cruzados… cuanto más cruda es una de sus obras, más realista parece. Todos conocemos los bajos fondos que se esconden bajo la frágil chapa de nuestra sociedad, pero en ocasiones es necesario que alguien nos lo recuerde.

Detalle de 'Una presuntuosa celebración pagana'. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter. Kris Kuksi y su realismo fantástico. La belleza en el horror
Detalle de ‘Una presuntuosa celebración pagana’. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter

Lo sublime está en todas partes

Kris se sirve de materiales reciclados, como metales variados, objetos de segunda mano, mobiliario inutilizado y juguetes viejos para construir sus asombrosos templos de la mente. El misticismo de las formas e intrincada expresividad de las figuras, los colores y los volúmenes se entrelazan unos con otros, construyendo coronas de crítica y protesta que cuelgan de las paredes de museos y galerías de todo el mundo.

'Ascensión de Eos'. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter. Kris Kuksi y su realismo fantástico. La belleza en el horror
‘Ascensión de Eos’. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter

Y aunque Kuksi también desarrolla su arte a través de la ilustración, el dibujo y la pintura, comenta en diversas entrevistas que su campo predilecto es la escultura, ya que el mundo está compuesto por más dimensiones de las que ofrece un lienzo o un papel, y él siente la necesidad de comunicar todo lo que opina y siente moldeando con las manos y observando el resultado desde cada ángulo a su disposición.

'Tributo a la locura de Beethoven'. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter. Kris Kuksi y su realismo fantástico. La belleza en el horror
‘Tributo a la locura de Beethoven’. ©Kris Kuksi. Fuente: Twitter

En honor a la verdad

A través de su estética única, intenta expresar “la psicología humana, las cuestiones sociales y políticas, y básicamente todo lo que tiene que ver con el lado más tabú de la humanidad”. Entre sus inspiraciones más potentes se encuentran personajes históricos reales como Nelson Mandela o Jane Goodall, gente que marcó un antes y un después en el curso de la humanidad y que recordó a las personas que tenían la potestad para lograr el cambio por sí mismos. Y así reconoce Kris Kuksi que son sus propias metas: esculpe para que la sociedad recuerde cuáles son sus derechos, lo que les están quitando, que no deben quedarse en el dolor y que elegir por uno mismo sigue siendo una opción.

Su trabajo es reconocido de forma internacional, siendo expuesto en museos, galerías y exposiciones de arte de forma recurrente. La realidad es que el mundo ya se ha rendido a Kris Kuksi, y su arte pasará a la historia como la expresión material de la sabiduría de las épocas.

Ahora, y si te ha interesado la obra de este escultor tan inusual, ¿por qué no le das a conocer aún más compartiendo, dando “like” y/o comentando a este artículo en tus redes sociales? Ya sabes que siempre agradezco tu pequeña-gran aportación 😉

¡Nos leemos en el siguiente post!

Te puede interesar: Romain Van Den Bogaert y sus detalladas miniaturas fantásticas

Te puede interesar: Las formidables artesanías en madera Dongyang