Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Comida en miniatura. Un nuevo, fascinante e incomestible boom

20 junio, 2019

Una nueva moda: los modelos de comida en miniatura

Quizá la buena pinta de la imagen de portada pueda llevar a confusión. Y es que últimamente, las miniaturas comestibles se han hecho enormamente populares en países como Japón y Corea, y últimamente la moda se ha extendido a países de América y Europa. Pero de eso (más que posiblemente) hablaremos en otro artículo más adelante. Hoy te pongo en bandeja la versión no comestible de esos platos microscópicos, que causan el mismo o quizá más furor: ¡la comida en miniatura con masa de modelar!

'Entrecot con patatas'. Miniatura en arcilla polimérica. ©Kim Clough. Fuente: Fairchildart Miniatures. Comida en miniatura. Un nuevo, fascinante e incomestible boom
‘Entrecot con patatas’. Miniatura en arcilla polimérica. ©Kim Clough. Fuente: Fairchildart Miniatures

Pequeños platos, gran impacto

No te sentarán tan bien, como ya dijimos con Yumi Nakano, ni te quitarán el hambre, pero estos platos en miniatura llenan solo con mirarlos. Hay diversos artistas que han hecho de las miniaturas en porcelana fría y arcilla polimérica su mayor pasión, o incluso su profesión. Se pueden provocar cosas increíbles con creaciones tan pequeñas, donde reconocemos nuestro día a día, nuestros gustos, nuestros proyectos o nuestros deseos.

Tal y como la cocina es el corazón de cualquier casa, la comida puede ser una gran parte de la alegría de una persona, y ellos no nos presentan cualquier cosa: son siempre platos elaborados y de aspecto delicioso, o tan extremadamente realistas que cuesta convencerse de que no está bien comerlos. La apuesta estrella suelen ser los postres (más adelante un vistoso ejemplo), ya que aportan un aspecto final al que es difícil resistirse. Pero hay opciones más sanas que han empezado a ganar gran popularidad:

'Frutas de temporada'. Miniatura en arcilla polimérica. ©Shay Aaron. Fuente: Topsimages. Comida en miniatura. Un nuevo, fascinante e incomestible boom
‘Frutas de temporada’. Miniatura en arcilla polimérica. ©Shay Aaron. Fuente: Topsimages

Complejo de Gulliver

Hay muchas clases de miniaturas, ya sean o no de comida: desde las menos realistas, que juegan con la caricatura, hasta las más precisas que te hacen dudar de tus propios ojos. Cada una tiene sus puntos fuertes, y en el caso de los modelos hiperrealistas como los que vemos hoy, es el impacto que causan y ese extraño placer estético que obtenemos al disfrutar de una versión en miniatura del mundo que nos rodea.

Como puedes deducir, cada uno de estos trabajos está hecho mediante un exhaustivo y delicado proceso que empieza con un plan inicial, decidir la escala, modelando y añadiendo detalles cada vez más y más complejos… y finalmente dando el toque de color, eso que ayudará a que la comida se termine de ver 100% real.

A continuación te dejo un breve tutorial de la artista Stephanie Kilgast, especializada en toda clase de figuras de arcilla polimérica. En el video nos demuestra cómo se modela un precioso pancake de fresas que sea la envidia de cualquier otro desayuno, acompañado de un juego de sartén y espátula bastante pintones:

‘Pancakes en miniatura’ con arcilla polimérica. ©Stephanie Kilgast. Fuente: Stephanie Kilgast Youtube. Comida en miniatura. Un nuevo, fascinante e incomestible boom

Como habrás visto, se necesitan diferentes clases de herramientas para lograr un resultado óptimo, pinturas de calidad, práctica, paciencia y vista. Y, como ingrediente final (pero quizá el más importante) mucho amor. Casi como si se estuvieran tratando productos de verdad, esos que luego alguien se comerá. Artesanos como Shar Aaron, Kim Clough, Aaron Neck o Stephanie Kilgast son muy buenos ejemplos de lo que puede lograrse:

'Mesa de postres de casa de muñecas'. Miniatura en arcilla polimérica. ©Kim Clough. Fuente: Fairchildart Miniatures. Comida en miniatura. Un nuevo, fascinante e incomestible boom
‘Mesa de postres de casa de muñecas’. Miniatura en arcilla polimérica. ©Kim Clough. Fuente: Fairchildart Miniatures

La falsa comida en miniatura se está expandiendo muy rápidamente en el mundo del arte. ¿Por qué no pones tu granito de arena compartiendo, regalando un “me gusta” y/o comentando tu opinión en redes sociales? Así todavía más gente la conocerá.

Y no lo olvides, ¡nos leemos en el siguiente post!