Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

La fotografía erótica y surrealista de Alva Bernadine

5 diciembre, 2017

Fotografía erótica hemos visto mucha. La desnudez y la insinuación son algo relativamente fácil de lograr, pero no tanto cuando se intenta aportar esa porción de “arte”, la sensualidad y la inteligencia que convierten mera pornografía en una obra deliciosa. En eso, y en mezclar lo erótico con lo más surrealista, el fotógrafo Alva Bernadine es un experto.

El arte de Bernadine

Piernas reflejadas. ©Alva Bernadine. La fotografía erótica y surrealista de Alva Bernadine
Piernas reflejadas. ©Alva Bernadine.

Alva Bernadine nació en Granada (país geográficamente perteneciente a América), y a los 6 años se mudó a Londres. A los 21 comenzó a interesarse por la fotografía, aunque no se decantó por la rama erótica desde el principio.

Ha trabajado para múltiples editoriales a lo largo de su vida, muchas de ellas de gran fama y prestigio como Vogue o Elle, y ha sido nominado y ganador de varios premios de fotografía erótica.

Arte erótico y surrealismo como uno

Desnudo reflejado en dos espejos. ©Alva Bernadine. La fotografía erótica y surrealista de Alva Bernadine
Desnudo reflejado en dos espejos. ©Alva Bernadine.

Como él mismo asegura, su trabajo es “poco convencional, a veces surrealista y de estilo muy singular”. Hace un uso de los ángulos, la decoración y los objetos cotidianos inteligente y peculiar, jugando con las posiciones de las modelos, el retoque fotográfico, la simbología y una buena dosis de rebeldía. No esa clase de rebeldía que nos impulsa a ponernos en peligro, sino de ese tipo que desafía los patrones preestablecidos de la mente y el concepto cuadriculado que tenemos de las cosas.

Súcubo con la mitad superior del torso revertida, echada en una alfombra. ©Alva Bernadine. La fotografía erótica y surrealista de Alva Bernadine
Súcubo con la mitad superior del torso revertida, echada en una alfombra. ©Alva Bernadine.

En sus fotografías siempre sucede algo, es casi una acción en proceso capturada en el momento justo. Un tacón que se levanta, un espejo que refleja lo que debería estar ahí y no vemos, la imposible colocación de unos muslos en lencería. Y todo sin resultar burdo, con una clase y una suavidad ligeramente decadente, sencilla y cotidiana, que enamora.

Si quieres saber más de este autor, aquí te dejo su página oficial.

Y si quieres leer más sobre fotografía, puedes pulsar aquí y aquí.

¿Por qué no compartes este artículo, le das un buen “like” y/o me cuentas qué opinas de este artista en los comentarios? ¡Siempre encantada de leerte!

¡Nos vemos en el próximo artículo!