Saltar al contenido
Arte en todo – Tu web de todas las artes

Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel

10 junio, 2018

La exótica seducción de la pintora Emilia Castañeda

¿Te atrae el exotismo de los parajes lejanos? ¿Las mujeres curvilíneas, la belleza de un adonis? ¿Las escenas de fantasía, como sacadas de algún fragmento de Las Mil y una Noches? Entonces, quizá, la obra de Emilia Castañeda sea para ti.

Esta pintora madrileña, de 74 años, se mudó con su familia a Barcelona siendo aún muy niña, y allí ha permanecido. Sus estudios más tempranos los desarrolló junto al pintor Víctor Esteban Ripaux, en cuya academia se formó antes de dirigirse a la escuela de Artes y Oficios de Barcelona, al Cercle Artistic de Sant Lluc y, finalmente, a la Escuela Massana de la propia ciudad condal.

'El descanso', acuarela. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest. Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel
‘El descanso’, acuarela. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest

En 1973 su talento surgió con fuerza ante el público. Desde entonces ha realizado más de 30 exposiciones individuales por todo el globo, y ha participado más de una decena de veces en diversas exposiciones y festivales.

A la sombra de los juicios

Pero la artista tuvo sus problemas, y nada más y nada menos que al empezar su carrera profesional. Quizá valga decir que la obra de Castañeda se centra principalmente en la figura desnuda, y que en los setenta el destape era solo en el cine. Imagino que ya habrás resuelto el acertijo: censura. Su trabajo carga la semilla del erotismo más puro, y eso pocos museos podían soportarlo. Quizá un pecho aquí, una minifalda allá o una insinuación directa eran aceptables en una película de Ozores, pero en la pintura las cosas se regían por unos estándares muy distintos. El erotismo, a veces brutal, de la obra de Emilia Castañeda, la hizo casi impropia para la exposición pública, y costó que alguien se animara a promocionarla. Pero ya sabes… siempre hay un roto para un descosido, y ella lo encontró rápido.

'Recién llegada', pastel. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest. Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel
‘Recién llegada’, pastel. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest

Lo que la hace única

En su arte podemos advertir diversos rasgos característicos que lo hacen inconfundible. Incluso cuando Castañeda crea a partir de diferentes medios como la acuarela, el pastel y el óleo, consigue la misma esencia con cada uno: un escenario etéreo y luminoso, difuminado por el velo de los sueños, el incienso y la lujuria. Los colores más deliciosos mezclados entre figuras femeninas y masculinas de todos los contextos; un momento de hipnosis.

Haciendo uso de una técnica inmersiva, explota gamas, luces y sombras, expresiones faciales cargadas de significado y vestuarios insólitos. Los hombres rebosan potencia y virilidad sumidos en posiciones irónicamente lánguidas, y las mujeres son todo feminidad y opulencia, diosas manifiestas seguras de sus encantos.

'Seductora', óleo sobre lienzo. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest. Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel
‘Seductora’, óleo sobre lienzo. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest

El rincón de los caprichos

Quizá, tras mirar una y otra vez las obras que te he ofrecido aquí, te estés preguntando ahora: pero ¿a qué venía tanto alboroto con la censura? Si no es para tanto. Entonces solo me queda decirte que pulses aquí para conocer algunas de sus obras más controvertidas. En la sección “obra erótica” de la página oficial de Emilia Castañeda descubrirás sus piezas menos políticamente correctas, aquellas que no te he puesto aquí pero que son tan divertidas, como explícitas, como libres.

'La bestia y el deseo', óleo sobre lienzo. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest. Emilia Castañeda. Erotismo y caleidoscopios pastel
‘La bestia y el deseo’, óleo sobre lienzo. ©Emilia Castañeda. Fuente: Pinterest

Castañeda ha expuesto en prestigiosas galerías de todo el mundo. Su obra ha sido reconocida, aparte de en España, en lugares como Francia, Alemania, Austria, Estados Unidos, Bélgica… y en su página web podemos conocer el nombre de algunos de sus clientes más ilustres, como ella misma los llama. No te sorpendas, entonces, si digo cosas como Jack Nicholson, Sara Montiel o Luciano Pavarotti.

Comparte y da “me gusta” a este artículo en tus redes sociales, para que los límites de los sueños orquestados de Emilia Castañeda lleguen a más gente, y alcancen un reconocimiento mayor (si cabe) al que ya tienen. Ah, y no lo olvides…

¡Nos leemos en el próximo post!

Te puede interesar: Arte erótico y ciencia ficción, cortesía de Luis Royo

Te puede interesar: Edward Okuń. Art nouveau, simbolismo y un aire del medievo